domingo, 27 de mayo de 2012

PENTECOSTÉS, DÍA DEL SEMINARIO



"Y LOS DISCÍPULOS SE LLENARON DE ALEGRÍA AL VER AL SEÑOR"

Tenía pensado reflexionar en torno a la primera lectura de la Solemnidad de Pentecostés (Hch 2, 1-11), pero hay una abundancia de ello en internet; por eso, momentáneamente, he pensado decir algo sobre el seminario y la fiesta del Espíritu Santo, teniendo en cuenta que es mi actual campo de labor pastoral.

El viernes nos visitó el párroco de Nuestra Señora de los Dolores con parte de su feligresía, para brindarnos una cena y crear lazos fraternos, por medio de unos minutos convivenciales. Fue un agasajo en el marco del día del seminario. 

Un elemento que resaltó en esta convivencia y es parte de la convivencia actual en el seminario, es la alegría (obviamente, no faltan las contradicciones o inestabilidades, lo cual es común en una comunidad). Pero una alegría que proviene del esfuerzo de crear una mayor relación con Dios. Porque algo que se les hace entrever a los seminaristas, es distinguir entre alegría y vulgaridad, dos elementos que en el ambiente social, a nivel general o grupal,  pueden confundirse, y de hecho se confunden. Por otra parte, el texto colocado en esta entrada, está tomado del Evangelio proclamado en este día (cf. Juan 20, 19-23). Uno de los frutos del Espíritu Santo es la alegría, (cf. Gal 5, 22-23). Una alegría sana, edificante, plena,  reflejo del crecimiento en el amor a Jesucristo y a su Iglesia. 


Las personas visitantes iban contentas del ambiente amistoso y fraterno que se formó, un ambiente sin expresiones ambiguas o degradantes, lo cual es una esperanza. Es que realmente, las personas están con problemas, tristezas, amarguras, pleitos, iras, deseosas de alejarse de platicas obscenas... Y esperan en su sacerdote un transmisor de la alegría cristiana, y es duro que en vez de encontrarse lo que esperan, encuentren lo contrario: un sacerdote amargado, enojado, desilusionado, cerrado, etc. Por eso se decía que si los seminaristas se mantienen así, nos esperan sacerdotes alegres dentro de unos años; que se unan a los que ya transmiten esa alegría cristiana, la cual es deseada para todos nosotros los ministros del Señor.


El Papa Benedicto invitaba a los seminaristas en la JMJ Madrid 2011, a vivir los años de formación con profunda alegría (20-agosto-2011). "La alegría de ser sacerdote: consagrado para la salvación del mundo... El sacerdote, hombre de la Palabra divina y de las cosas sagradas, debe ser hoy más que nunca un hombre de alegría y de esperanza. A los hombres que ya no pueden concebir que Dios sea Amor puro, él afirmará siempre que la vida vale la pena ser vivida, y que Cristo le da todo su sentido porque ama a los hombres, a todos los hombres" (Benedicto XVI, 29 septiembre 2009). 

viernes, 25 de mayo de 2012

VÍSPERAS EN HONOR A MARÍA AUXILIADORA DE LOS CRISTIANOS


"SER AUXILIADORES CON MARÍA AUXILIADORA"

El miércoles 23 de mayo se celebraron las vísperas en honor a la Santísima Virgen María, en la advocación de Auxiliadora de los cristianos, en la ciudad de San Vicente. 

Este año fueron introducidas algunas novedades: En primer lugar, hubo Misa a las 4: 00 p.m., presidida por Monseñor Elías Rauda y concelebrada por los sacerdotes que laboran en la ciudad vicentina. En el momento del ofertorio, pasaron varias andas con la imagen de la Virgen María, las cuales han transitado en las iglesias y hogares con motivo de las flores de mayo. La procesión fue preparada y animada por personas de fuera y dentro de la ciudad. Después de la procesión hubo alborada e inauguración de la fachada de catedral.

 Monseñor Rauda, el vicario general y el secretario-canciller

 Hubo buena asistencia de fieles.

 Diferentes andas con la imagen de María Santísima

PROCESIÓN
Dio inicio alrededor de las 5 y 30 p.m. bajo un cielo con amenaza de lluvia, aunque a la media hora empezó a cernir. Realmente, iba una cantidad considerable de personas con respecto a años anteriores. Monseñor Elías iba ordenando la procesión. Cuando ya se estaba cerca del templo del Calvario, empezó a caer lluvia suave pero continua, en ese momento las personas en su mayoría extendieron sus paraguas y sombrías. La lluvia no detenía la fe de los cristianos que rezando, cantando y en medio de vivas, transmitían un calor espiritual, un testimonio publico para los observantes o indiferentes. Dos horas después se clausuró la tradicional procesión fuera de la iglesia Catedral. 

Alborada patrocinada por la Alcaldía Municipal de San Vicente.
Según explicaba el sr. obispo, la alcaldía también se encargó de colocar iluminación en la fachada de la catedral, de tal modo, al encender las luces del parque, automáticamente se ilumina la fachada. 

Monseñor José Elías, obispo con espíritu mariano. 

domingo, 20 de mayo de 2012

XLVI JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES


ALLÍ DONDE LOS MENSAJES Y LA INFORMACIÓN SON ABUNDANTES,
EL SILENCIO SE HACE ESENCIAL PARA DISCERNIR

En relación a los medios de comunicación, más concretamente el internet, es común escuchar la siguiente frase: "En internet así como se encuentra información interesante y edificante, así abunda tanta basura e información degradante". Cuando se cae en la cuenta de esta realidad, se despierta la conciencia de la persona y busca la respuesta a esta interrogante: ¿Cómo distinguir lo qué es importante de lo qué es inútil y superficial? El Papa Benedicto XVI, nos da la clave en su mensaje para esta 46ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, es decir, el silencio. 

Relación entre el silencio y la palabra: dos momentos de la comunicación que deben equilibrarse.

Para la sociedad actual temerosa del silencio, éste aparece como clave para tomar lo bueno y desechar lo negativo en el internet y demás medios de comunicación social.

¿Por qué es importante el silencio? Veamos:

Principio: El silencio es parte integrante de la comunicación y sin él no existen palabras con densidad de contenido.

Razones:
- En el silencio escuchamos y nos conocemos mejor a nosotros mismos.
- En el silencio nace y se profundiza el pensamiento, comprendemos con mayor claridad lo que queremos decir o lo que esperamos del otro.
- En el silencio elegimos cómo expresarnos.
- Callando se permite hablar a la persona que tenemos delante, expresarse a sí misma; y a nosotros no permanecer aferrados sólo a nuestras palabras o ideas, sin una oportuna ponderación.
- En el silencio, por ejemplo, se acogen los momentos más auténticos de la comunicación entre los que se aman: la gestualidad, la expresión del rostro, el cuerpo como signos que manifiestan la persona.
- En el silencio hablan la alegría, las preocupaciones, el sufrimiento, que precisamente en él encuentran una forma de expresión particularmente intensa. 

A manera de conclusión:
- Se abre así un espacio de escucha recíproca y se hace posible una relación humana más plena. 
- Del silencio, por tanto, brota una comunicación más exigente todavía, que evoca la sensibilidad y la capacidad de escucha que a menudo desvela la medida y la naturaleza de las relaciones.

Propuesta:
Una profunda reflexión nos ayuda a descubrir la relación existente entre situaciones que a primera vista parecen desconectadas entre sí, a valorar y analizar los mensajes; esto hace que se puedan compartir opiniones sopesadas y pertinentes, originando un auténtico conocimiento compartido.

"Es necesario crear un ambiente propicio, casi una especie de “ecosistema” 
que sepa equilibrar silencio, palabra, imágenes y sonidos".
(Benedicto XVI)

jueves, 17 de mayo de 2012

SOLEMNIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR


"VAYA Y PREDIQUEN"
(MARCOS 16, 15-20)

"Así como en la solemnidad de Pascua la resurrección del Señor fue para nosotros causa de alegría, así también ahora su ascensión al cielo nos es un nuevo motivo de gozo, al recordar y celebrar liturgicamente el día que la pequeñez de nuestra naturaleza fue elevada, en Cristo, por encima de todos los ejércitos celestiales, de todas las categorías de los ángeles, de toda la sublimidad de las potestades, hasta compartir el trono de Dios Padre" (De los sermones de san León Magno, Papa).

Basados en el Evangelio que se proclama el domingo ciclo "b" previo a Pentecostés, hacemos la siguiente reflexión.

En el versículo 14 se dice que Jesús se apareció a los Once Apóstoles, a los cuales reprendió  por su incredulidad y dureza de corazón en relación a su resurrección. Luego, Jesús les da unas indicaciones finales y observaciones a tener en cuenta.

Según este texto bíblico, se dirige a los Once, es decir, a los primeros obispos. A ellos les da las indicaciones. "Las últimas palabras de Jesús en el Evangelio de Marcos confieren a la evangelización, que el Señor confía a los Apóstoles, una universalidad sin fronteras: "Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura" (Pablo VI, Evangelii Nuntiandi 49). Se nos exhorta con frecuencia que debemos misionar, evangelizar, pero tengamos en cuenta que debe ser en unión con los Apóstoles y sus sucesores, por eso se dice que la comunión es un signo eficaz de evangelización: "La comunión es un signo eficaz de evangelización: «Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado» (Jn 17,21). En esta comunión, vertical y horizontal, está el fundamento de la fecundidad de la misión. La comunión es, de por sí, misionera, pues mediante ella la Iglesia se presenta y actúa como sacramento visible de unidad salvífica, es decir, «signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano» (Eclesiología del Vaticano II: comunión y misión). Entonces no es solo de agarrar la Biblia, porque la persona se siente "tomada" por el Señor y de ir predicar a su manera y a sus anchas. 

¿Cuáles son las últimas indicaciones de Jesús a los Apóstoles?
1. Vayan por todo el mundo 
2. Prediquen el evangelio
3. Bauticen

¿Cuáles son las observaciones a tener en cuenta?
1. Quien crea y sea bautizado se salvará.
2. Quien no creyera, será condenado.
3. Signos que acompañarán en los que hayan creído: 
    - Expulsar demonios.
    - Hablar lenguas nuevas.
    - Agarrar serpientes.
    - Si alguien bebe un veneno mortal, no le hará daño.
    - Por la imposición de las manos, los enfermos quedarán sanos.

Es interesante notar que Jesús antes de darles la indicaciones, les reprende en torno a la falta de fe y después de ellas, vuelve al tema de la fe unida a manifestaciones de credibilidad. "A los que hayan creído"; hayan creído, son verbos  que están en pretérito perfecto modo subjuntivo de la voz activa, es decir, la fe es indispensable para el anuncio, para la misión, es requisito previo. La fe mantiene a la persona ubicada en que a quien debe anunciar es a Jesucristo y su mensaje. Por otra parte,  "la misión renueva la Iglesia, refuerza la fe y la identidad cristiana, da nuevo entusiasmo y nuevas motivaciones. ¡La fe se fortalece dándola! La nueva evangelización de los pueblos cristianos hallará inspiración y apoyo en el compromiso por la misión universal" (Redemptoris Missio 2). Para los que se preguntan cuál es la voluntad de Dios expresada en Jesucristo, pues, con la lectura y meditación de este pasaje evangélico nos queda clara. 

"Las diversas formas del « mandato misionero » tienen puntos comunes y también acentuaciones características. Dos elementos, sin embargo, se hallan en todas las versiones. Ante todo, la dimensión universal de la tarea confiada a los Apóstoles: « A todas las gentes » (Mt 28, 19); « por todo el mundo ... a toda la creación » (Mc16, 15); « a todas las naciones » (Act 1, 8). En segundo lugar, la certeza dada por el Señor de que en esa tarea ellos no estarán solos, sino que recibirán la fuerza y los medios para desarrollar su misión. En esto está la presencia y el poder del Espíritu, y la asistencia de Jesús: « Ellos salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos » (Mc 16, 20) " (Redemptoris Missio 23).


"El Señor Jesús, después de hablarles, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios. ellos fueron y proclamaron el Evangelio por todas partes, y el Señor actuaba con ellos y confirmaba su predicación con los milagros que hacían"


El acontecimiento a la vez histórico y transcendente de la Ascensión marca la transición de una a otra. Esta última etapa permanece estrechamente unida a la primera es decir, a la bajada desde el cielo realizada en la Encarnación. Solo el que "salió del Padre" puede "volver al Padre": Cristo (cf.Jn 16,28). "Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre" (Jn 3, 13; cf, Ef4, 8-10). Dejada a sus fuerzas naturales, la humanidad no tiene acceso a la "Casa del Padre" (Jn 14, 2), a la vida y a la felicidad de Dios. Sólo Cristo ha podido abrir este acceso al hombre, "ha querido precedernos como cabeza nuestra para que nosotros, miembros de su Cuerpo, vivamos con la ardiente esperanza de seguirlo en su Reino" (Prefacio de la Ascensión del Señor, I: Misa Romano).

Cristo, desde entonces, está sentado a la derecha del Padre: "Por derecha del Padre entendemos la gloria y el honor de la divinidad, donde el que existía como Hijo de Dios antes de todos los siglos como Dios y consubstancial al Padre, está sentado corporalmente después de que se encarnó y de que su carne fue glorificada" (San Juan Damasceno, Expositio fidei, 75 ). Sentarse a la derecha del Padre significa la inauguración del reino del Mesías, cumpliéndose la visión del profeta Daniel respecto del Hijo del hombre: "A él se le dio imperio, honor y reino, y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron. Su imperio es un imperio eterno, que nunca pasará, y su reino no será destruido jamás" (Dn 7, 14). A partir de este momento, los Apóstoles se convirtieron en los testigos del "Reino que no tendrá fin" (Símbolo de Niceno-Constantinopolitano: DS 150).


domingo, 13 de mayo de 2012

LOGO DE LUZ PARA LOS PUEBLOS


Hoy 13 de mayo de 2012, día en que se celebra a la Virgen María en la advocación de Fátima, les presento el nuevo y original logo de "Luz para los pueblos". Desde el 10 de julio de 2009, fecha en que nació este blog, se utilizó un logo que reflejara su propósito, pero copiado de internet. Pero ahora, lanzamos este logo con sello propio y original, el cual se da a conocer desde ahora.

SIGNIFICADO DEL LOGO

Logotipo en general: elemento gráfico que pretende ser la identificación del blog y todo lo relacionado con el nombre "Luz para los pueblos".

Mano: el poder de Dios (cf. Éxodo 14, 31; Isaías 48, 13; 1 Pe 5, 6).

Mapa del mundo en la mano: Que el mundo le pertenece a Dios y lo ama (cf. Juan 3, 16).

La llaga emanando luz: por las heridas de Cristo hemos sido sanados e iluminados (cf. Isaías 53, 5; 1 Pe 2, 24; cf Lc 24). El esplendor de la verdad brilla en todas las obras del Creador y, de modo particular, en el hombre, creado a imagen y semejanza de Dios (cf. Gn 1, 26), pues la verdad ilumina la inteligencia y modela la libertad del hombre, que de esta manera es ayudado a conocer y amar al Señor.

La cruz: símbolo del cristiano. Símbolo del amor y de la victoria en Cristo Jesús (cf. Gálatas 6, 14).

La banda: representa la resurrección gloriosa de nuestro Señor Jesucristo, que es el fundamento de nuestra fe (1 Corintios 15, 14). 

Luz para los pueblos: Simboliza a Jesucristo luz, el cual disipa las tinieblas en todo sentido (Juan 8, 12), "luz para iluminar a las naciones" (Lc 2, 32). Aquí está radicado el nombre, la visión y el objetivo de este blog y acciones equiparables a ello. Si Jesucristo es la Luz y ha venido a iluminar, y nosotros somos cristianos, por tanto, debemos ser participes de su ser y misión, en el tiempo y espacio que se nos ha concedido existir como personas humanas.

Luís Alexander Rivas
Seminarista de Introductorio, Seminario Menor "Pío XII"
Creador del nuevo logo "Luz para los pueblos"

jueves, 10 de mayo de 2012

DÍA DE LA MADRE 2012


QUE DICHA FESTIVIDAD SOCIAL HACIA LAS MADRES,
NO IGNORE LA REALIDAD DEPLORABLE O INJUSTA DE OTRAS

En este día especial en nuestro país, se felicita y honra a la madre, esa mujer que nos ha llevado en su vientre y no cesa de entregarse con amor por nuestro bien. En este mes, incluso ya desde el anterior, en este día , los medios de comunicación, las felicitaciones sencillas o despampanantes, el bullicio se eleva  produciendo una alegría social y familiar, tan alta tan alta, que deja sumida la realidad de aquellas madres en situaciones deplorables, por diversos motivos, aunque deseo concentrarme en el aspecto de las madres solteras, sin ahondar el tema ni agotarlo porque es amplio.

MADRES SOLTERAS, ¿ESTIGMATISMO SOCIAL?

Reitero mis palabras anteriores aunque con mayor claridad, realmente este tema es complejo. ¿ por qué? Partiendo de la realidad, por una parte se culpa al hombre de su irresponsabilidad, por otra se le culpa a la mujer por provocadora y por último, hay mujeres que desean un hijo pero en ningún momento esposo o compañero de vida.

Mi pensamiento va en la siguiente dirección: la merecida y propicia celebración de la madre, no debe ser una droga para ser insensibles ante la situación real de muchas jovencitas, en su mayoría de ser madres solteras. Los responsables del bienestar social del país, no pueden aprovechar la algarabía para desatenderse de la problemática. 

Analizando ahora el sub-tema, cuando se ve a una jovencita o mujer embarazada o ya con hijo pero soltera, surgen expresiones de desprecio: "Mira por andar de loquita y ofrecida le ha pasado eso", "Como esta sola con niño, eso significa que es una mujer fácil", "a muchachita más dunda, quien la manda a parir, ahora que le haga frente", "a esa no hay que ayudarle, se hubiera protegido o abortado"... Son expresiones del ambiente, un ambiente con una moral farisaica, de un criterio machista, de una falta de educación y conocimiento. 

La Iglesia es una institución que se esfuerza y no debe de cesar su esfuerzo por acompañar, orientar a las mujeres desde su pre-adolescencia, pero es una tarea de todos, el no permitir el crecimiento de las madres solteras. ¿ Por qué no se hace todo eso? 1. Por que los aprovechados no les conviene que hayan jovencitas y mujeres informadas. ¿Cuántos profesionales podrían colaborar, pero los bajos instintos y la falta de humanidad les mueve a ver a la mujer como objeto sexual? 2. Por egoísmo e individualismo. Se piensa más en si mismo y en los muy suyos, cada quien por su "pellejo". 3. Falta de educación integral y leyes eficaces. Hay más pero nos quedamos con esas posibles razones. 

Ojala crezca la cultura de la responsabilidad . En general y partiendo de lo que se observa con ciertos fundamentos estadísticos, el hombre en gran parte aunque no absoluta, le interesa saciar su apetito concuspicible sin importar la vida que arruinará, tanto a  la mujer que desea disfrutar, aprovecharse, como el hijo que crecerá sin su figura o con una figura detestable de paternidad. 

Esperamos en otra ocasión profundizar este tema complejo y tratarlo detenidamente. 


domingo, 6 de mayo de 2012

FORMACIÓN


"LOS DIEZ MANDAMIENTOS APLICADOS
AL TRABAJO REALIZADO EN EL HOSPITAL"

Dirigido a un Gremio de Enfermería.

Ustedes han pedido a este servidor que les hable de los diez mandamientos de la ley de Dios, pero dándoles un enfoque aplicativo a su trabajo propio en este hospital nacional.

Antes de hacer mención de los diez mandamientos de manera individual y de su aplicación pedida por ustedes, permítanme darles unas ideas precisas sobre los diez mandamientos en general.

“La palabra “Decálogo” significa literalmente “diez palabras” (Ex 34, 28; Dt 4, 13; 10, 4). Estas “diez palabras” Dios las reveló a su pueblo en la montaña santa. Las escribió “con su Dedo” (Ex 31, 18), a diferencia de los otros preceptos escritos por Moisés (cf Dt 31, 9.24). Por tanto, "las diez palabras" constituyen palabras de Dios en un sentido eminente” (CEC 2056).

Los diez mandamientos pertenecen a la revelación de Dios. Nos enseñan al mismo tiempo la verdadera humanidad del hombre. Ponen de relieve los deberes esenciales y, por tanto indirectamente, los derechos fundamentales, inherentes a la naturaleza de la persona humana. El Decálogo contiene una expresión privilegiada de la “ley natural” (CEC 2070). “Los mandamientos constituyen, pues, la condición básica para el amor al prójimo y al mismo tiempo son su verificación. Constituyen la primera etapa necesaria en el camino hacia la libertad, su inicio” (Veritatis Splendor 13). La vivencia de los diez mandamientos, por tanto, no son exclusividad del creyente cristiano. 

“Quien «vive según la carne» siente la ley de Dios como un peso, más aún, como una negación o, de cualquier modo, como una restricción de la propia libertad. En cambio, quien está movido por el amor y «vive según el Espíritu» (Ga 5, 16), y desea servir a los demás, encuentra en la ley de Dios el camino fundamental y necesario para practicar el amor libremente elegido y vivido. Más aún, siente la urgencia interior —una verdadera y propia necesidad, y no ya una constricción— de no detenerse ante las exigencias mínimas de la ley, sino de vivirlas en su plenitud” (Veritatis Splendor 18). El trabajo de ustedes no es fácil, se necesita mucha paciencia, compasión, humanidad, y me imagino que han sentido a veces cansancio o hasta desánimos y fastidio, por eso, necesitan de una ayuda superior, divina, para llevar adelante su trabajo al servicio de la humanidad, en concreto de los enfermos y en su mayoría gente pobre.

ENFOQUE - APLICACIÓN.

Dios nos amó primero. El amor del Dios Único es recordado en la primera de las “diez palabras”. Los mandamientos explicitan a continuación la respuesta de amor que el hombre está llamado a dar a su Dios” (CEC 2083).

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas” (Dt 6, 59).

"Nuestra vida moral tiene su fuente en la fe en Dios que nos revela su amor. San Pablo habla de la “obediencia de la fe” (Rm 1, 5; 16, 26) como de la primera obligación. Hace ver en el “desconocimiento de Dios” el principio y la explicación de todas las desviaciones morales (cf Rm 1, 18-32). Nuestro deber para con Dios es creer en Él y dar testimonio de Él" (CEC 2087). 

"En respuesta a la pregunta que le hacen sobre cuál es el primero de los mandamientos, Jesús responde: «El primero es: “Escucha Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas”. El segundo es: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No existe otro mandamiento mayor que éstos» (Mc 12, 29-31).

El apóstol san Pablo lo recuerda: «El que ama al prójimo ha cumplido la ley. En efecto, lo de: no adulterarás, no matarás, no robarás, no codiciarás y todos los demás preceptos, se resumen en esta fórmula: amarás a tu prójimo como a ti mismo. La caridad no hace mal al prójimo. La caridad es, por tanto, la ley en su plenitud» (Rm 13, 8-10) (CEC 2196). 

Entre más se ingresa en el conocimiento y la vida de Dios, más crece nuestra humanidad hacia los demás. Esto es así (Explic.). 


«No tomarás en falso el nombre del Señor tu Dios» (Ex 20, 7; Dt 5, 11).
El segundo mandamiento prohíbe el juramento en falso. Hacer juramento o jurar es tomar a Dios por testigo de lo que se afirma. Es invocar la veracidad divina como garantía de la propia veracidad. El juramento compromete el nombre del Señor. “Al Señor tu Dios temerás, a él le servirás, por su nombre jurarás” (Dt 6, 13).

La reprobación del juramento en falso es un deber para con Dios. Como Creador y Señor, Dios es la norma de toda verdad. La palabra humana está de acuerdo o en oposición con Dios que es la Verdad misma. El juramento, cuando es veraz y legítimo, pone de relieve la relación de la palabra humana con la verdad de Dios. El falso juramento invoca a Dios como testigo de una mentira (CEC 2151).

En cuanto al tercer mandamiento tengo que hablar del Sábado y del Domingo. No voy a profundizar en esta aclaración, solo haré un acercamiento y la aplicación basada en su denominación cristiana (Expl.). 

Para los cristianos católicos, "el domingo está tradicionalmente consagrado por la piedad cristiana a obras buenas y a servicios humildes para con los enfermos, débiles y ancianos. Los cristianos deben santificar también el domingo dedicando a su familia el tiempo y los cuidados difíciles de prestar los otros días de la semana. El domingo es un tiempo de reflexión, de silencio, de cultura y de meditación, que favorecen el crecimiento de la vida interior y cristiana" (CEC 2186).

«Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar» (Ex 20, 12).
El cuarto mandamiento encabeza la segunda tabla. Indica el orden de la caridad. Dios quiso que, después de Él, honrásemos a nuestros padres, a los que debemos la vida y que nos han transmitido el conocimiento de Dios. Estamos obligados a honrar y respetar a todos los que Dios, para nuestro bien, ha investido de su autoridad (CEC 2197). Aunque el mandamiento nos habla de la honra a un superior nuestro, tanto a nivel familiar como social, la fe cristiana nos mueve a ver a nuestros seres queridos en el paciente.

«No matarás» (Ex 20, 13).
A mi juicio, en este mandamiento si tenemos "mucha tela que cortar", es un mandamiento bastante relacionado en cierto sentido con su profesión. En otra ocasión podría tratarse a profundidad.

La vida humana ha de ser tenida como sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término; nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr. Donum vitae,  intr. 5). Dónde empieza la vida de un humano: ¿En el momento de la unión del espermatozoide con el ovulo o hasta que ya está el feto formado o hasta el momento en que nace el nuevo ser humano? (Explicar).

Aunque la muerte se considere inminente, los cuidados ordinarios debidos a una persona enferma no pueden ser legítimamente interrumpidos. El uso de analgésicos para aliviar los sufrimientos del moribundo, incluso con riesgo de abreviar sus días, puede ser moralmente conforme a la dignidad humana si la muerte no es pretendida, ni como fin ni como medio, sino solamente prevista y tolerada como inevitable. Los cuidados paliativos constituyen una forma privilegiada de la caridad desinteresada. Por esta razón deben ser alentados (CEC 2279).

En este momento quiero traer a la memoria, los cuatro principios de enfermería:
1. Mantener la individualidad del paciente.
2. Satisfacer necesidades fisiológicas.
3. Proteger al paciente de agentes externos (que no se caiga, ponerle barandales como prevención de accidentes).
4. Incorporarlo a la vida útil de la sociedad (tanto psíquica como físicamente). 

Me decían a la hora de explicarme sobre el enfoque del tema, que en la institución como existe la eutanasia, pero realmente, al analizar el proceder y las leyes hospitalarias, no existe tal realidad, con el respeto debido a ustedes, lo que si existe es descuido, lo cual es diferente (explic.). 

(Mención precisa y sustancial del aborto). 

«No cometerás adulterio» (Ex 20, 14; Dt 5, 17).
La castidad implica un aprendizaje del dominio de sí, que es una pedagogía de la libertad humana. La alternativa es clara: o el hombre controla sus pasiones y obtiene la paz, o se deja dominar por ellas y se hace desgraciado (cf Si 1, 22). “La dignidad del hombre requiere, en efecto, que actúe según una elección consciente y libre, es decir, movido e inducido personalmente desde dentro y no bajo la presión de un ciego impulso interior o de la mera coacción externa. El hombre logra esta dignidad cuando, liberándose de toda esclavitud de las pasiones, persigue su fin en la libre elección del bien y se procura con eficacia y habilidad los medios adecuados” (GS 17).

(Explicación de la concupiscencia. Abusos de la finalidad del local). 

«No robarás» (Ex 20, 15; Dt 5,19).
«No robarás» (Mt 19, 18).
El séptimo mandamiento prohíbe tomar o retener el bien del prójimo injustamente y perjudicar de cualquier manera al prójimo en sus bienes. Prescribe la justicia y la caridad en la gestión de los bienes terrenos y de los frutos del trabajo de los hombres. Con miras al bien común exige el respeto del destino universal de los bienes y del derecho de propiedad privada. La vida cristiana se esfuerza por ordenar a Dios y a la caridad fraterna los bienes de este mundo.

En este punto se invita a cuidar el medicamento, denunciar quien se lleve alguna pertenencia del paciente o de algún miembro del personal hospitalario en general. 

No darás testimonio falso contra tu prójimo» (Ex 20, 16).
Los discípulos de Cristo se han “revestido del hombre nuevo, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” (Ef 4, 24). “Desechando la mentira” (Ef 4, 25), deben “rechazar toda malicia y todo engaño, hipocresías, envidias y toda clase de maledicencias” (1 P 2, 1) (CEC 2475).

Se sabe que esto existe lamentablemente en toda entidad humana, incluso en la Iglesia misma, aunque no se ignora que su mundo laboral es competitivo, y por lograr algo se destruye alguna persona imagen de Dios. 

No codiciarás la casa de tu prójimo, ni codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo» (Ex 20, 17).
«El que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón» (Mt 5, 28).
El corazón es la sede de la personalidad moral: “de dentro del corazón salen las intenciones malas, asesinatos, adulterios, fornicaciones” (Mt 15, 19). La lucha contra la concupiscencia de la carne pasa por la purificación del corazón (CEC 2517). A los “limpios de corazón” se les promete que verán a Dios cara a cara y que serán semejantes a Él.

«No codiciarás [...] nada que [...] sea de tu prójimo» (Ex 20, 17).
"El apetito sensible nos impulsa a desear las cosas agradables que no poseemos. Así, desear comer cuando se tiene hambre, o calentarse cuando se tiene frío. Estos deseos son buenos en sí mismos; pero con frecuencia no guardan la medida de la razón y nos empujan a codiciar injustamente lo que no es nuestro y pertenece o es debido a otra persona.

El décimo mandamiento prohíbe la avaricia y el deseo de una apropiación inmoderada de los bienes terrenos. Prohíbe el deseo desordenado nacido de la pasión inmoderada de las riquezas y de su poder. Prohíbe también el deseo de cometer una injusticia mediante la cual se dañaría al prójimo en sus bienes temporales:

«Cuando la Ley nos dice: No codiciarás, nos dice, en otros términos, que apartemos nuestros deseos de todo lo que no nos pertenece. Porque la sed codiciosa de los bienes del prójimo es inmensa, infinita y jamás saciada, como está escrito: El ojo del avaro no se satisface con su suerte (Qo 14, 9)» (Catecismo Romano, 3, 10, 13) (CEC 2536).

"Los diez mandamientos pertenecen a la revelación de Dios. 
Nos enseñan al mismo tiempo la verdadera humanidad del hombre". 


miércoles, 2 de mayo de 2012

MAYO, MES DEDICADO A MARÍA


¿POR QUÉ MAYO ES EL MES DE MARÍA SANTÍSIMA?
¿DESDE DÓNDE Y CUÁNDO PROCEDE ESTA TRADICIÓN?

Dando inicio el primer día el mes de mayo, la Iglesia Católica año tras año, dedica todo el mes de una manera especial a la Virgen María, con la intención de potenciar la fe, la devoción y el amor a Ella, la cual obviamente no se agota en nuestra Señora, sino que tiene una finalidad cristológica, es decir, nos conduce a Jesucristo, su Hijo, nuestro Señor. 

Contestaremos una de las preguntas más frecuentes: ¿Por qué el mes de mayo se le dedica a la Virgen María? ¿Dónde tuvo origen esta tradición? ¿Hay alguna fecha de inicio? 

Explicación

El mes de Maria es una antigua y muy bella tradición, que tiene sus inicios en Europa.

El Mes de María se celebra en Mayo, en el llamado “mes de las flores”, que se llama así, porque con la llegada del buen tiempo y tras las lluvias invernales, el campo y los jardines comienzan a cubrirse de un verde intenso y de los colores y aromas de las flores. Es el apogeo de la primavera.

Y así, desde la edad media se consagró el "mes de las flores" a la Virgen María para rendir culto a las virtudes y bellezas de la Madre de Dios. Quizá se escogió este mes también como una sustitución cristiana de las solemnidades paganas de ese mes en honor de “Flora”, de hecho todo el mes de mayo estaba consagrado a la “diosa” como mes de las flores y mes de la madre y tomaba su nombre de una diosa de la naturaleza romana llamada "Maia"(madre naturaleza vinculada a la idea de vegetación y florecimiento), de cuyo nombre deriva el mes, que nosotros hoy conocemos como mayo.

Diosa Flora
La primera noticia clara que se tiene de la consagración del mes de mayo a la Virgen, viene de Alfonso X, "el Sabio", rey de España, en el siglo XIII. Este rey - Juglar cantaba en sus "Cantigas de Santa María" los loores de mayo en honor de la Virgen Santísima.

Con el florecimiento espiritual del siglo XVI se dio gran impulso a esta hermosa práctica, con especiales ejercicios de piedad durante todos los días, en los que se van considerando diversos misterios, títulos y excelencias de la Madre del Señor. La universalización de esta práctica vino a verificarse en el siglo XIX, cuando fue favorecida y enriquecida con indulgencias por los sumos Pontífices Pío VII y Pío VIII.

Ya en el siglo XIII, el Rey Alfonso X, el Sabio invitaba a alabar e invocar a María, ante su altar, en el mes de las flores. Y él mismo escribió las Cantigas de Santa María, porque quería "trovar en honor de la Rosa de las Rosas y de la Flor de las flores".

En Italia fue San Felipe Neri, en el siglo XVI, el iniciador del Mes de Mayo dedicado a María, con la costumbre de invitar a los jóvenes a cantar, llevar flores y ofrecer sacrificios a la Virgen.

En el continente de América, fueron los misioneros españoles los que difundieron y promovieron la tradición de dedicar el mes de mayo al mes de María. Por este motivo, existe una gran devoción popular y afecto hacia la Madre de Dios, como así lo testimonian los innumerables santuarios marianos bajo diversas advocaciones.