jueves, 3 de junio de 2010

JORNADA DIOCESANA DE LA JUVENTUD, SAN VICENTE, EL SALVADOR

 PASTORAL JUVENIL DE LA DIOCESIS DE SAN VICENTE

MATERIAL DE CATEQUESIS 
PARA LOS GRUPOS JUVENILES

http://crisiseducativa.files.wordpress.com/2008/11/10-mandamientos.jpg

17 DE JULIO DE 2010
VICARIA 5: "SANTA BARBARA"
CERRO "EL TEPEYAC"
SENSUNTEPEQUE, CABAÑAS
DIOCESIS DE SAN VICENTE



INTRODUCCION

El Papa Juan Pablo II dejó escrito en su encíclica “El Esplendor de la Verdad” lo siguiente:

“Los mandamientos, recordados por Jesús a su joven interlocutor (el joven rico), están destinados a tutelar el bien de la persona humana, imagen de Dios, a través de la tutela de sus bienes particulares. El «no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio», son normas morales formuladas en términos de prohibición. Los preceptos negativos expresan con singular fuerza la exigencia indeclinable de proteger la vida humana, la comunión de las personas en el matrimonio, la propiedad privada, la veracidad y la buena fama.

Los mandamientos constituyen, pues, la condición básica para el amor al prójimo y, al mismo tiempo, son su verificación. Constituyen la primera etapa necesaria en el camino hacia la libertad, su inicio. «La primera libertad -dice san Agustín- consiste en estar exentos de crímenes..., como serían el homicidio, el adulterio, la fornicación, el robo, el fraude, el sacrilegio y pecados como éstos. Cuando uno comienza a no ser culpable de estos crímenes (y ningún cristiano debe cometerlos), comienza a alzar los ojos a la libertad, pero esto no es más que el inicio de la libertad, no la libertad perfecta...» (Número 13).

Con las presente material catequético que gustosamente compartimos con ustedes queremos acompañarlos y prepararnos juntos a la gran fiesta juvenil de nuestra Diócesis: la Jornada Diocesana de la Juventud. Reflexionemos sobre los diez mandamientos y comprendamos que cumplirlos es vivir, ser realmente felices y realizarnos como personas y como cristianos. Los que han vivido o tratan de vivir los Mandamientos de la Ley de Dios son personas libres, radiantes de alegría. Van por el mundo con la frente bien alta, con la conciencia tranquila y son ejemplo que arrastra y estimula a imitarlos. ¿Por qué no tratas de meditarlos para que puedas comprender la motivación profunda de cada mandamiento? Te invitamos que al final del día, antes de acostarte, repásalos para ver cuál de todos has cumplido y cuál has dejado de cumplir, y así superarte el día siguiente.

Los Mandamientos, te repito, son camino de felicidad, de realización, de paz y serenidad del alma. Son brújula en el camino de la vida llevan a lo bueno, a lo verdadero y hermoso, nos llevaran a Dios.



Primera catequesis
Amemos a Dios sobre todas las cosas y recordemos que su nombre es santo

http://www.staloysiushickory.org/spanish/conociendonuestrafe/10mjesus.jpg


Objetivo:
 Reflexionar con los jóvenes sobre la importancia de amar a Dios; que ninguna de las cosas creadas puede sustituirlo en el corazón de cada persona y comprender que el nombre de Dios es santo.

MATERIALES Y RECURSOS:
-Sagrada escritura.
-Himno de la Jornada.
-Reproductor de CD
-Globos.
-Carteles. “PRIMERA CATEQUESIS JDJ”, Deuteronomio 6,4-5, Santiago 5,12
-Fotocopias

PREPARACIÒN DEL ENCUENTRO
Decorar el lugar, donde se desarrolle esta catequesis, con globos,
 3 carteles:
1.    “PRIMERA CATEQUESIS JDJ”
2.    Deuteronomio 6,4-5,
3.    Santiago 5, 12. ambos con su respectivo texto.
Los carteles1, 2 y 3, deben colocarse al frente de manera que sean lo suficientemente visibles.
Sugerimos disponer a un grupo de jóvenes que estén la bienvenida a los participantes.

DESARROLLO DE LA CATEQUESIS:
·         Saludo y palabras de bienvenida a los jóvenes participantes.
·         Oración Inicial.
·         Animación y escuchar el himno de la jornada.

·         Amemos a Dios sobre todas las cosas y recordemos que su nombre es santo.


 Mateo 22, 34-38

Los fariseos vieron como Jesús había dejado callados a los saduceos y se pusieron de acuerdo para juntarse con el uno de ellos, un maestro de la ley, trato de probarlo con esta pregunta: maestro, ¿Cuál es el mandamiento más importante de la ley?  Jesús le respondió: ‘Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primero y más importante de todos los mandamientos.

En otra ocasión el señor enseñándoles a sus discípulos les dijo:

(Mateo 5, 33-34. 37)

Ustedes aprendieron también lo dicho a sus antepasados: “no juraras en falso, sino que cumplirás lo que has prometido al señor” ahora yo digo: no juren nunca: ni por el cielo, porque es el trono de Dios… Digan si cuando es si, y no cuando es no, porque lo que se añade lo dicta el demonio.

NOTA:
Se sugiere que los pasajes bíblicos anteriores sean dramatizados en una sola escena. Los personajes son los siguientes: narrador, Jesús, 3 o 4 fariseos, 3 Discípulos. Tomar las palabras de los pasajes bíblicos como su guion.


·         Quien cordina expone brevemente alguna enseñanza de este pasaje bíblico y luego comparte con los jóvenes el siguiente numeral del Catecismo de la Iglesia Católica: 
“2083 Jesús resumió los deberes del hombre para con Dios en estas palabras: ‘Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente’ (Mt 22, 37; cf Lc 10, 27: '...y con todas tus fuerzas'). Estas palabras siguen inmediatamente a la llamada solemne: ‘Escucha, Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor’ (Dt 6, 4).
Dios nos amó primero. El amor del Dios Único es recordado en la primera de las ‘diez palabras’.
Yo, el Señor, soy tu Dios, que te ha sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre. No habrá para ti otros dioses delante de mí. No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas ni les darás culto (Ex 20, 2-5).
Está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, sólo a él darás culto (Mt 4, 10).”[†]

·         El exponente después de haberles compartido lo anterior invita a que en grupos reflexionen los siguientes numerales del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica. Les dará las preguntas con sus respectivas respuestas, cada grupo debe analizar los cuatro numerales y luego, terminada la reflexión grupal, un integrante de cada grupo compartirá y explicará uno de los numerales a todos los asistentes.

 “443. ¿Qué comporta la Palabra del Señor: «Adorarás al Señor tu Dios y a Él sólo darás culto» (Mt 4, 10)?
Las palabras «adorarás al Señor tu Dios y a Él sólo darás culto» suponen adorar a Dios como Señor de todo cuanto existe; rendirle el culto debido individual y comunitariamente; rezarle con expresiones de alabanza, de acción de gracias y de súplica; ofrecerle sacrificios, sobre todo el espiritual de nuestra vida, unido al sacrificio perfecto de Cristo; mantener las promesas y votos que se le hacen
445. ¿Qué es lo que Dios prohíbe cuando manda: «No tendrás otro Dios fuera de mí» (Ex 20, 2)?
Con el mandamiento «No tendrás otro Dios fuera de mí» se prohíbe:
el politeísmo y la idolatría, que diviniza a una criatura, el poder, el dinero, incluso al demonio;
la superstición, que es una desviación del culto debido al Dios verdadero, y que se expresa también bajo las formas de adivinación, magia, brujería y espiritismo; la irreligión, que se manifiesta en tentar a Dios con palabras o hechos; en el sacrilegio, que profana a las personas y las cosas sagradas, sobre todo la Eucaristía; en la simonía, que intenta comprar o vender realidades espirituales; el ateísmo, que rechaza la existencia de Dios, apoyándose frecuentemente en una falsa concepción de la autonomía humana; el agnosticismo, según el cual, nada se puede saber sobre Dios, y que abarca el indiferentismo y el ateísmo práctico.
446. El mandato de Dios: «No te harás escultura alguna...» (Ex 20, 3), ¿prohíbe el culto a las imágenes?
En el Antiguo Testamento, el mandato «no te harás escultura alguna» prohibía representar a Dios, absolutamente trascendente. A partir de la encarnación del Verbo, el culto cristiano a las sagradas imágenes está justificado (como afirma el II Concilio de Nicea del año 787), porque se fundamenta en el Misterio del Hijo de Dios hecho hombre, en el cual, el Dios trascendente se hace visible. No se trata de una adoración de la imagen, sino de una veneración de quien en ella se representa: Cristo, la Virgen, los ángeles y los santos
448. ¿Por qué está prohibido jurar en falso?
Está prohibido jurar en falso, porque ello supone invocar en una causa a Dios, que es la verdad misma, como testigo de una mentira.
«No jurar ni por Criador, ni por criatura, si no fuere con verdad, necesidad y reverencia» (San Ignacio de Loyola)”[‡]
  • Que el exponente coordinador del tema comparta brevemente de manera resumida todo lo aprendido en la catequesis correspondiente a este día.
                                                                                             

  • ORACION FINAL.
Señor Jesús, envíanos tu Espíritu a cada uno de nosotros.
Necesitamos su aliento y su coraje para impregnar en el mundo
el Evangelio de la Vida y del amor.
Señor de la Esperanza, tú nos pides guardar tus mandamientos,
vivir la vida como búsqueda de la voluntad del Padre,
tener como guía y espejo de conducta a tu Palabra pronunciada en la Biblia.
¡Ayúdanos Jesús, a vivir según tus enseñanzas!
Guardar tus mandamientos implica primero conocerlos,
y para ello nos dejas tu Palabra, y la Iglesia que recoge la experiencia y enseñanzas
de tantos que vivieron en los pasos de Dios.
Guardar tus mandamientos es proclamar con la vida cotidiana
la presencia del Dios Bueno entre nosotros, es transmitir a todos su compañía,
es impregnar con nuestros actos el aroma de su Proyecto de salvación.
Guardar tus mandamientos comienza por disponer la propia vida
en tus manos cada día. Primero como agradecimiento,
por el don cotidiano de la existencia; después como petición,
por la fuerza y el ánimo necesario para vivir como servidores y testigos tuyos.
Ayúdanos Señor, a amarte con todo nuestro ser y sobre todas las cosas,
y recordar siempre que tu nombre es santo. Amén.


  • Tarea:
Como preparación para la siguiente catequesis, a los jóvenes participantes se les dejará la siguiente tarea:

Preguntar, en el transcurso de la semana, a 10 jóvenes amigos o conocidos la siguiente pregunta:
    ¿Cómo santificas el día del señor?



Segunda catequesis
Santifica el día del Señor, y honra a tu padre y a tu madre
http://servicios.salvador.edu.ar/noticias/uds-juri/imagen/imagen/misa.gif
Objetivo:
Descubrir el verdadero sentido del domingo como día del Señor; y comprender que el amor al prójimo comienza con las personas más cercanas: nuestros padres.

MATERIALES Y RECURSOS:
-Sagrada escritura.
-Carteles. 1. “SEGUNDA CATEQUESIS JDJ”       
             2. Santifica el día del Señor, y honra a tu padre y a tu madre
                 
PREPARACIÓN DEL ENCUENTRO
Ornamentar el lugar donde se desarrolle la catequesis

DESARROLLO:
·         Saludo o palabras de bienvenida a los jóvenes participantes.
·         Cantos de meditación y oración Inicial
·         Cantos de animación
·         Compartir los resultados y la experiencia de la tarea formulada en la primera catequesis
¿Cómo santificas el día del Señor?
Este ejercicio servirá como introducción al tema: Santificar el día del Señor. El exponente debe estudiarlo y prepararlo con anticipación. Y a su momento compartirlo, explicarlo y motivar su cumplimiento.

·          Santificar el día del Señor
 “«Recuerda el día del sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás todos tus trabajos, pero el día séptimo es día de descanso para el Señor, tu Dios. No harás ningún trabajo» (Ex 20, 8-10; cf Dt 5, 12-15).
«El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado. De suerte que el Hijo del hombre también es Señor del sábado» (Mc 2, 27-28).



El día del Señor
¡Este es el día que ha hecho el Señor, exultemos y gocémonos en él! (Sal 118, 24).
El día de la Resurrección: la nueva creación
2174 Jesús resucitó de entre los muertos ‘el primer día de la semana’ (Mt 28, 1; Mc 16, 2; Lc 24, 1; Jn 20, 1). En cuanto es el ‘primer día’, el día de la Resurrección de Cristo recuerda la primera creación. En cuanto es el ‘octavo día’, que sigue al sábado (cf Mc 16, 1); Mt 28, 1), significa la nueva creación inaugurada con la resurrección de Cristo. Para los cristianos vino a ser el primero de todos los días, la primera de todas las fiestas, el día del Señor (‘Hè kyriakè hèmera’, ‘dies dominica’), el ‘domingo’:
Nos reunimos todos el día del sol porque es el primer día (después del sábado judío, pero también el primer día), en que Dios, sacando la materia de las tinieblas, creó al mundo; ese mismo día, Jesucristo nuestro Salvador resucitó de entre los muertos (S. Justino, Apol. 1,67).
2177. La celebración dominical del día y de la eucaristía del señor tiene un papel principalísimo en la vida de la iglesia. “El domingo, en el que se celebra el misterio pascual, por tradición apostólica, ha de observarse en toda la iglesia como fiesta primordial de precepto” (CIC can. 1246, 1).
“Igualmente deben observarse los días de Navidad, Epifanía, Ascensión, Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, Santa María Madre de Dios, Inmaculada concepción y Asunción, San José, Santos Apóstoles Pedro y Pablo y, finalmente, Todos los santos” (CIC can. 1246,1)
2181. La eucaristía del domingo fundamenta y confirma toda la práctica cristiana. Por eso los fieles están obligados a participar en la eucaristía de los días de precepto, a no ser que estén excusados por una razón seria  (Por ejemplo: enfermedad, el cuidado de los niños pequeños) o dispensados por su pastor propio (CF. CIC can. 1245).  Los que deliberadamente faltan a ésta obligación cometen un pecado grave.
2187 Santificar los domingos y los días de fiesta exige un esfuerzo común. Cada cristiano debe evitar imponer sin necesidad a otro lo que le impediría guardar el día del Señor. Cuando las costumbres [deportes, restaurantes, etc.] y los compromisos sociales (servicios públicos, etc.) requieren de algunos un trabajo dominical, cada uno tiene la responsabilidad de dedicar un tiempo suficiente al descanso. Los fieles cuidarán con moderación y caridad evitar los excesos y las violencias engendrados a veces por espectáculos multitudinarios. A pesar de las presiones económicas, los poderes públicos deben asegurar a los ciudadanos un tiempo destinado al descanso y al culto divino. Los patronos tienen una obligación análoga con respecto a sus empleados.

2190. El sábado, que representaba la coronación de la primera creación, es sustituido por el domingo que recuerda la nueva creación, inaugurada por la resurrección de Cristo.
2191 La Iglesia celebra el día de la Resurrección de Cristo el octavo día, que es llamado con toda razón día del Señor, o domingo.”[§]
·         El exponente después de haberles compartido lo anterior invita a que en grupos reflexionen los siguientes numerales del compendio del catecismo de la iglesia católica. Luego cada grupo debe dar su opinión como aporte a la reflexión.
 “451. ¿Cómo se comporta Jesús en relación con el sábado? (2173)
Jesús reconoce la santidad del sábado, y con su autoridad divina le da la interpretación auténtica: “El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado” (Mc 2, 27).
452. ¿Por qué motivo, para los cristianos, el sábado ha sido sustituido por el domingo? (2174-2176; 2190-2191)
Para los cristianos, el sábado ha sido sustituido por el domingo, porque éste es el día de la Resurrección de Cristo. Como “primer día de la semana” (Mc 16, 2), recuerda la primera Creación; como “octavo día”, que sigue al sábado, significa la nueva Creación inaugurada con la Resurrección de Cristo. Es considerado, así, por los cristianos como el primero de todos los días y de todas las fiestas: el día del Señor, en el que Jesús, con su Pascua, lleva a cumplimiento la verdad espiritual del sábado judío y anuncia el descanso eterno del hombre en Dios.
·         Representantes de grupo o voluntarios comparten con todos sus aportes.

·         Canto (sugerimos el canto: oración por la familia)
·         Tema: Honra a tu padre y a tu madre
“Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar (Ex 20, 12). Vivía sujeto a ellos (Lc 2, 51).
El Señor Jesús recordó también la fuerza de este ‘mandamiento de Dios’ (Mc 7, 8 -13). El apóstol enseña: ‘Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor; porque esto es justo. «Honra a tu padre y a tu madre», tal es el primer mandamiento que lleva consigo una promesa: «para que aseas feliz y se prolongue tu vida sobre la tierra»’ (Ef 6, 1-3; cf Dt 5 16).
2199 El cuarto mandamiento se dirige expresamente a los hijos en sus relaciones con sus padres, porque esta relación es la más universal. Se refiere también a las relaciones de parentesco con los miembros del grupo familiar.
2200 “El cumplimiento del cuarto mandamiento lleva consigo su recompensa: ‘Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar’ (Ex 20, 12; Dt 5, 16). La observancia de este mandamiento procura, con los frutos espirituales, frutos temporales de paz y de prosperidad. Y al contrario, la no observancia de este mandamiento entraña grandes daños para las comunidades y las personas humanas.
‘Hijos, obedeced en todo a vuestros padres, porque esto es grato a Dios en el Señor’ (Col 3, 20; cf Ef 6, 1).”[**]

“459. ¿Cuáles son los deberes de los hijos hacia sus padres? (2214-2220; 2251)
Los hijos deben a sus padres respeto (piedad filial), reconocimiento, docilidad y obediencia, contribuyendo así, junto a las buenas relaciones entre hermanos y hermanas, al crecimiento de la armonía y de la santidad de toda la vida familiar. En caso de que los padres se encuentren en situación de pobreza, de enfermedad, de soledad o de ancianidad, los hijos adultos deben prestarles ayuda moral y material."
461. ¿Cómo educan los padres a sus hijos en la fe cristiana? 
Los padres educan a sus hijos en la fe cristiana principalmente con el ejemplo, la oración, la catequesis familiar y la participación en la vida de la Iglesia.”[††]
  • Tarea:
Para la próxima reunión traer recortes de periódico de noticias de nuestra triste realidad de irrespeto a la vida ejemplo: suicidios, asesinatos, aborto, guerras, atentados etc.

  • ORACIÓN FINAL.

Tercera Catequesis
El respeto a la vida que es don de Dios.
Y la pureza del corazón




Objetivo: Redescubrir el respeto a la vida y el valor de la pureza de corazón.

MATERIALES Y RECURSOS:
-Sagrada escritura
-Recortes de periódicos
-Pliegos de papel bond
-Carteles con textos Bíblicos.
-Tirro
- Cartel: El respeto a la vida que es don de Dios.
                        Y la pureza del corazón
-Fotocopias -Plumón

PREPARACION DEL ENCUENTRO
-Ambientación del lugar

- Contar con un número considerable de recortes de periódicos (noticias de nuestra triste realidad de irrespeto a la vida ejemplo: suicidios, asesinatos, aborto, guerras, atentados etc.)
-Si los jóvenes son bastantes formar grupos. Facilitarle a cada grupo un pliego de papel bond en el que puedan pegar los recortes.

- Entregar a cada grupo los textos bíblicos de Ex 20, 13 y Mt 5, 21-22. Así también el numeral 2258 del Catecismo de la Iglesia, y los numerales 466 y 470 del Compendio del CIC. De manera que reflexionen y aprendan dichas enseñanzas, y a la luz de éstas desaprueben y condenen los hechos expuestos, habidos y por haber que irrespetan la vida. Se ha de invitar a que un representante del grupo lo comparta con todos los asistentes.

-En un pliego de papel bon dibujar el cuadro de la sopa de letras.

DESARROLLO DE LA CATEQUESIS:
·         Saludo o palabras de bienvenida a los jóvenes participantes.
·         Oración Inicial.
·         Canto de ambientación
·         Trabajo grupal.
-Recortes de periódicos
-Quinto mandamiento y doctrina de la Iglesia

·         El Respeto a la vida
             (Entregar fotocopias a los jóvenes de lo referido al quinto mandamiento para el trabajo grupal)
 “No matarás (Ex 20, 13).
Habéis oído que se dijo a los antepasados: ‘No matarás’; y aquel que mate será reo ante el tribunal. Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal (Mt 5, 21-22).
2258 ‘La vida humana es sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término; nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente’ (CDF, instr. "Donum vitae" intr. 5).”[‡‡]
“466. ¿Por qué ha de ser respetada la vida humana?
La vida humana ha de ser respetada porque es sagrada. Desde el comienzo supone la acción creadora de Dios y permanece para siempre en una relación especial con el Creador, su único fin. A nadie le es lícito destruir directamente a un ser humano inocente, porque es gravemente contrario a la dignidad de la persona y a la santidad del Creador. «No quites la vida del inocente y justo» (Ex 23, 7).
470. ¿Qué prohíbe el quinto mandamiento?
El quinto mandamiento prohíbe, como gravemente contrarios a la ley moral:
1) El homicidio directo y voluntario y la cooperación al mismo.
2) El aborto directo, querido como fin o como medio, así como la cooperación al mismo, bajo pena de excomunión, porque el ser humano, desde el instante de su concepción, ha de ser respetado y protegido de modo absoluto en su integridad.
3) La eutanasia directa, que consiste en poner término, con una acción o una omisión de lo necesario, a la vida de las personas discapacitadas, gravemente enfermas o próximas a la muerte.
4) El suicidio y la cooperación voluntaria al mismo, en cuanto es una ofensa grave al justo amor de Dios, de sí mismo y del prójimo; por lo que se refiere a la responsabilidad, ésta puede quedar agravada en razón del escándalo o atenuada por particulares trastornos psíquicos o graves temores.”[§§]

·         Exposición por grupos
·         Animación. Cantos o dinámica

·       La pureza del corazón.
(Este tema ha de ser impartido por un exponente. Deberá estudiarlo y prepararlo con anticipación y esmero.)
No cometerás adulterio (Ex 20, 14; Dt 5, 17).
2345 La castidad es una virtud moral. Es también un don de Dios, una gracia, un fruto del trabajo espiritual (cf Ga 5, 22). El Espíritu Santo concede, al que ha sido regenerado por el agua del bautismo, imitar la pureza de Cristo (cf 1 Jn 3, 3).
2336 Jesús vino a restaurar la creación en la pureza de sus orígenes. En el Sermón de la Montaña interpreta de manera rigurosa el plan de Dios: ‘Habéis oído que se dijo: «no cometerás adulterio». Pues yo os digo: «Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón’» (Mt 5, 27-28). El hombre no debe separar lo que Dios ha unido (cf Mt 19, 6).
 La purificación del corazón
2517 El corazón es la sede de la personalidad moral: ‘de dentro del corazón salen las intenciones malas, asesinatos, adulterios, fornicaciones’ (Mt 15, 19). La lucha contra la concupiscencia de la carne pasa por la purificación del corazón:
2519 A los ‘limpios de corazón’ se les promete que verán a Dios cara a cara y que serán semejantes a El (cf 1 Co 13, 12, 1 Jn 3, 2). La pureza de corazón es el preámbulo de la visión. Ya desde ahora esta pureza nos concede ver según Dios, recibir al otro como un ‘prójimo’; nos permite considerar el cuerpo humano, el nuestro y el del prójimo, como un templo del Espíritu Santo, una manifestación de la belleza divina.
2532 La purificación del corazón es imposible sin la oración, la práctica de la castidad y la pureza de intención y de mirada.
488. ¿Qué es la castidad?
La castidad es la positiva integración de la sexualidad en la persona. La sexualidad es verdaderamente humana cuando está integrada de manera justa en la relación de persona a persona. La castidad es una virtud moral, un don de Dios, una gracia y un fruto del Espíritu.
489. ¿Qué supone la virtud de la castidad?
La virtud de la castidad supone la adquisición del dominio de sí mismo, como expresión de libertad humana destinada al don de uno mismo. Para este fin, es necesaria una integral y permanente educación, que se realiza en etapas graduales de crecimiento.
490. ¿De qué medios disponemos para ayudarnos a vivir la castidad?
Son numerosos los medios de que disponemos para vivir la castidad: la gracia de Dios, la ayuda de los sacramentos, la oración, el conocimiento de uno mismo, la práctica de una ascesis adaptada a las diversas situaciones y el ejercicio de las virtudes morales, en particular de la virtud de la templanza, que busca que la razón sea la guía de las pasiones.
491. ¿De qué modos todos están llamados a vivir la castidad?
Todos, siguiendo a Cristo modelo de castidad, están llamados a llevar una vida casta según el propio estado de vida: unos viviendo en la virginidad o en el celibato consagrado, modo eminente de dedicarse más fácilmente a Dios, con corazón indiviso; otros, si están casados, viviendo la castidad conyugal; los no casados, practicando la castidad en la continencia.
492. ¿Cuáles son los principales pecados contra la castidad?
Son pecados gravemente contrarios a la castidad, cada uno según la naturaleza del propio objeto: el adulterio, la masturbación, la fornicación, la pornografía, la prostitución, el estupro (violación) y los actos homosexuales. Estos pecados son expresión del vicio de la lujuria. Si se cometen con menores, estos actos son un atentado aún más grave contra su integridad física y moral.
·         Ejercicio: Sopa de letras.
Encontrar la respuesta de las preguntas siguientes en el cuadro a continuación.
1.    Virtud moral, don de Dios, gracia y fruto del Espíritu.
2.    ¿A quienes se les promete que verán a Dios cara a cara?
3.    ¿Quiénes están llamados a la castidad?
4.    ¿Qué es lo que Dios ha unido y no debe separarlo el hombre?
5.     Pecados contra la castidad. ( 6 respuestas)
6.    Medios que nos ayudan a vivir la castidad. (cuatro respuestas)
t
g
r
a
c
i
a
d
e
D
i
o
s
f
p
f
e
p
u
v
t
w
q
h
u
r
a
s
x
e
r
o
m
o
z
i
o
m
a
t
r
i
m
o
n
i
o
r
p
r
h
o
d
g
q
d
w
s
e
s
e
l
s
n
l
n
i
l
o
a
s
o
r
d
a
t
k
p
t
i
a
o
c
a
s
t
i
d
a
d
k
i
t
m
i
c
n
g
u
c
i
f
e
o
r
a
c
i
o
n
t
a
z
r
t
i
z
q
f
e
ñ
e
g
b
e
o
u
c
a
a
s
o
t
n
e
m
a
r
c
a
s
h
c
i
g
f
a
n
u
p
i
a
d
u
l
t
e
r
i
o
l
i
m
p
i
o
s
d
e
c
o
r
a
z
o
n
m
a
s
t
u
r
b
a
c
i
o
n
i
s
n
u







Al final del tema realizar este ejercicio con los jóvenes favoreciendo su participación.
·         Oración final
Dios Padre Omnipotente, en nombre de Tu único Hijo,
Nuestro Señor Jesucristo en unión con el Espíritu Santo y a través de la intercesión de la Santísima Virgen María quiero pedirte que cese en el mundo la violencia, espacialmente en nuestro país. Que la vida de todo ser humano sea respetada.
Concédenos, Señor, la gracia de conquistar y defender la pureza del corazón y vivir en ella. Que con tu ayuda y por amor a ti seamos capases de vencer toda tentación.
Virgen Santísima Reina de la Juventud,
R/ Ruega por nosotros


CUARTA CATEQUESIS
Respetar los bienes ajenos, y rechazar todo tipo de codicia

http://www.rankia.com/blog/elinversorsosegado/uploaded_images/la_codicia-752185.jpg


Objetivo: Reflexionar la enseñanza doctrinal referida al séptimo y noveno mandamiento.

Recursos:
-Sagrada escritura
-Fotocopias de la historia “Gente de Campo”
-Cartel lo suficientemente legible con la frase de invitación.
-Cartel: Respetar los bienes ajenos, y rechazar todo tipo de codicia

DESARROLLO DE LA CATEQUESIS:
·         Saludo o palabras de bienvenida a los jóvenes participantes.

·         Oración Inicial.

·         Canto de animación

·         Respetar los bienes ajenos, y rechazar todo tipo de codicia
                   (Debe ser preparado por el exponente con anticipación y dedicación)

“2408 El séptimo mandamiento prohíbe el robo, es decir, la usurpación del bien ajeno contra la voluntad razonable de su dueño. No hay robo si el consentimiento puede ser presumido o si el rechazo es contrario a la razón y al destino universal de los bienes. Es el caso de la necesidad urgente y evidente en que el único medio de remediar las necesidades inmediatas y esenciales (alimento, vivienda, vestido.) es disponer y usar de los bienes ajenos (cf GS 69, 1)

2413 Los juegos de azar (de cartas, etc.) o las apuestas no son en sí mismos contrarios a la justicia. No obstante, resultan moralmente inaceptables cuando privan a la persona de lo que le es necesario para atender a sus necesidades o las de los demás. La pasión del juego corre peligro de convertirse en una grave servidumbre.

No codiciarás... nada que sea de tu prójimo (Ex 20, 17).
No desearás... su casa, su campo, su siervo o su sierva, su buey o su asno: nada que sea de tu prójimo (Dt 5, 21).
Donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón (Mt 6, 21).
2536 El décimo mandamiento prohíbe la avaricia y el deseo de una apropiación inmoderada de los bienes terrenos. Prohíbe el deseo desordenado nacido de la pasión inmoderada de las riquezas y de su poder. Prohíbe también el deseo de cometer una injusticia mediante la cual se dañaría al prójimo en sus bienes temporales:
Cuando la Ley nos dice: ‘No codiciarás’, nos dice, en otros términos, que apartemos nuestros deseos de todo lo que no nos pertenece. Porque la sed del bien del prójimo es inmensa, infinita y jamás saciada, como está escrito: ‘El ojo del avaro no se satisface con su suerte’ (Si 5, 9) (Catec. R. 3, 37).

2544 Jesús exhorta a sus discípulos a preferirle a El respecto a todo y a todos y les propone ‘renunciar a todos sus bienes’ (Lc 14, 33) por El y por el Evangelio (cf Mc 8, 35). Poco antes de su pasión les mostró como ejemplo la pobre viuda de Jerusalén que, de su indigencia, dio todo lo que tenía para vivir (cf Lc 21, 4). El precepto del desprendimiento de las riquezas es obligatorio para entrar en el Reino de los cielos.
2545 ‘Todos los cristianos... han de intentar orientar rectamente sus deseos para que el uso de las cosas de este mundo y el apego a las riquezas no les impidan, en contra del espíritu de pobreza evangélica, buscar el amor perfecto’ (LG 42).
2546 ‘Bienaventurados los pobres en el espíritu’ (Mt 5, 3).[***]
  • Trabajo en grupos
Si el número de asistentes es alto, formar grupos y entregarle las historia “Gente de campo” para la reflexión grupal y compartir, los representantes de grupo o voluntarios, la enseñanza que les deja.
GENTE DE CAMPO.
Una vez, un padre de una familia adinerada, lleva a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito de que su hijo viera cuan pobres eran las gentes del campo.

Estuvieron por espacio de un día y una noche completa en una granja de una familia campesina muy humilde.

Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le pregunta a su hijo:
-"¿Qué te pareció el viaje?"

- "Muy bonito Papi", respondió

- "¿Viste que tan pobre puede ser la gente?"

- "Sí, Papi".

- "¿Y qué aprendiste, hijo?

- "Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro.

Nosotros tenemos una piscina que llega de una pared a la mitad del jardín, ellos tienen un riachuelo que no tiene fin.

Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas.

El patio llega hasta la pared de la casa del vecino, ellos tienen todo el horizonte de patio.

Ellos tienen tiempo para conversar y estar en familia; tú y mamá tienen que trabajar todo el tiempo y casi nunca los veo".

Al terminar el relato, el padre quedo mudo... y su hijo agregó.

- "¡Gracias Papi, por enseñarme lo rico que podemos llegar a ser!"


  • Una vez compartidas las enseñanzas, el exponente continúa con la explicación de los siguientes numerales del Compendio del CIC.

“508. ¿Qué prohíbe el séptimo mandamiento?
El séptimo mandamiento prohíbe ante todo el robo, que es la usurpación del bien ajeno contra la razonable voluntad de su dueño. Esto sucede también cuando se pagan salarios injustos, cuando se especula haciendo variar artificialmente el valor de los bienes para obtener beneficio en detrimento ajeno, y cuando se falsifican cheques y facturas. Prohíbe además cometer fraudes fiscales o comerciales y ocasionar voluntariamente un daño a las propiedades privadas o públicas. Prohíbe igualmente la usura, la corrupción, el abuso privado de bienes sociales, los trabajos culpablemente mal realizado y el despilfarro.
531. ¿Qué manda y qué prohíbe el décimo mandamiento?
Este mandamiento, que complementa al precedente, exige una actitud interior de respeto en relación con la propiedad ajena, y prohíbe la avaricia, el deseo desordenado de los bienes de otros y la envidia, que consiste en la tristeza experimentada ante los bienes del prójimo y en el deseo desordenado de apropiarse de los mismos.”[†††]
·         Tarea:
A tod@s tus amig@s y demás jóvenes conocidos enviarles la siguiente invitación en un mensaje de texto:
“VEN Y SÍGUEME nos dice el Señor.
Vamos a la Jornada Diocesana de la Juventud, este sábado 17 de julio.”

Este cartel puede estar colocado desde el inicio. Que todos los jóvenes lo escriban es sus celulares para luego enviarlo a sus amig@s.
·         Oración final



 Querido joven:

Ten presente que Dios en su infinita sabiduría ha dispuesto poner la plenitud de la Ley en el amor a Él y al prójimo. Debes vivir en el amor, porque con el amor se cumplen todos los mandamientos más fácilmente. Si tú amas a Dios, rezarás con fe, con esperanza, en tu casa, en familia, en tu Iglesia. Si tú amas a Dios, no tendrás necesidad de consultar a adivinos, cartas, horóscopos, pues has puesto tu confianza en Dios. Si tú amas a Dios, hablarás bien de Dios, de la Virgen, de los Santos, del Papa, de los Obispos, de los sacerdotes, de las religiosas. Si tú amas a Dios, vendrás con gusto a misa no sólo los domingos y fiestas, y entre semana. Harás de la oración diaria tu alimento y tu sostén. Si tú amas a Dios, sabrás defender tu fe y no la expondrás por nada del mundo, con libros o espectáculos que atenten contra ese tesoro que es tu fe. Es más, si tú amas a Dios, cultivarás cada día más tu fe la lectura de la sagrada Escritura y otros escritos apropiados. Si tú amas a Dios, sabrás cumplir con amor y fidelidad tus promesas hechas a Él. Si tú amas a Dios, el acudir a la confesión para pedirle perdón por tus faltas y pecados será una necesidad de tu corazón filial arrepentido por el mal que hiciste a tu Padre Dios. Si tú amas a Dios, no protestarás ante el sacrificio, sino que sabrás ofrecerlo con gusto a Dios.

Y si tú amas a tu prójimo, respetarás, obedecerás, amarás a tus papás, sin jamás entristecerlos, mentirles, sin avergonzarte de ellos. Les darás alegrías, gustos, satisfacción. Si amas a tu prójimo, por supuesto que nunca le insultarás, ni le alzarás la mano o el tono de tu voz, ni le criticarás, ni le tendrás odio, ni le matarás de palabra o de obra. Al contrario, sabrás comprenderle, brindarte a él, perdonarle, hablar bien de él, acercarte con bondad a quienes más te cuestan. ¿Por qué? Porque tienes amor en tu corazón. Si tú amas al prójimo, sabrás respetar a tu novio o a tu novia, y mañana serás fiel a tu esposo o a tu esposa, y sabrás educar a tus hijos. Si amas al prójimo, jamás te permitirás robarle, ni cosa pequeña ni grande, porque es tu hermano. Si amas al prójimo, ¿acaso le mentirías? Nunca. Él merece oír siempre la verdad. Si amas al prójimo, le ayudarás en sus necesidades, especialmente al más pobre. Si amas al prójimo, no le harás ninguna injusticia, ni soborno, ni fraude, pues el amor busca siempre el bien del otro.

¿Ves? Todos los mandamientos se reducen y se resumen en el amor. Vívelos siempre y en todas partes. Al estudiar, al trabajar, al relacionarte con las personas, en vacaciones. Recuerda siempre los Mandamientos de la Ley de Dios y llévalos en tu mente y en tu corazón. Vívelos siempre


Atte. Tus hermanos en Cristo:

Equipo Diocesano de Pastoral Juvenil.



[†] Catecismo de la Iglesia Católica
[‡] Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica
[§] Catecismo de la Iglesia Católica
[**] Catecismo de la Iglesia Católica.
[††] Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica.
[‡‡] Catecismo de la Iglesia Católica
[§§] Compendio del  Catecismo de la Iglesia
[***] Catecismo de la Iglesia Católica.
[†††] Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica