sábado, 25 de mayo de 2013

IGLESIA CATÓLICA EN EL SALVADOR

"SERÉ SERVIDOR DE LA UNIDAD"

El día martes 21 del presente mes, el sr. Nuncio Apostólico Monseñor León Kalenga, presidió la Santa Misa de inauguración de su trabajo como representante del Papa Francisco, en "nuestra tierra cuscatleca", tal como él lo expresó. La Santa Misa se llevó a cabo a las 5: 00 p.m., en la Catedral de San Salvador. Estuvo presente la mayoría de los obispos de la Provincia Eclesiástica de El Salvador, representación de sacerdotes, seminaristas y religiosas a nivel nacional, y una buena cantidad de fieles laicos. Monseñor Kalenga celebró partes de la Santa Misa en idioma latín. Después del saludo inicial al pueblo congregado, Monseñor José Luís Escobar, arzobispo metropolitano, se dirigió al nuncio con unas palabras de bienvenida, y augurios en el trabajo a desarrollar junto a los miembros la iglesia católica en El Salvador. 

Monseñor Luis Morao, obispo de Chalatenango, leyendo el documento en idioma latín y luego con su respectiva traducción al español, que acredita ante el estado salvadoreño y la Iglesia, el nombramiento del nuevo nuncio, con todas sus implicaciones.

Como afuera de la catedral hay ventas que emiten ruido, Monseñor León comenzó su homilía expresando que afuera de la iglesia, hay unas palabras chocando con las palabras que se dicen en la iglesia, así es el mundo de hoy, elevando su voz contra la voz de Dios para mermarla, callarla totalmente.

En sus palabras resaltó la figura ejemplar del Papa Francisco, recordó al Beato Juan Pablo II y  Benedicto XVI, pero una palabra que resaltó en su predicación fue la de la unidad. A manera de comentario, recuerdo las palabras del nuncio anterior, sobre todo en la ordenación episcopal de Monseñor Constantino, haciendo un fuerte llamado a la unidad, y más concretamente a la jerarquía eclesiástica; precisamente de esto, solo que de una manera más general, habló Monseñor Kalenga en su predicación inaugural. 

Como primera impresión, el sr. Nuncio se observa un hombre sencillo, amable, cercano y dispuesto a trabajar por esta nación, "único país en el mundo con el titulo de salvador, redentor", tal como él lo enfatizó.

En la nave central del templo

Monseñor Kalenga nació el 17 de julio de 1956 en Kamina, República Democrática del Congo. Fue ordenado sacerdote el 5 de septiembre de 1982 en Luebo. El 01 de marzo de 2008 fue nombrado por el Santo Padre Nuncio Apostólico en Ghana y Arzobispo titular  de Magnetum. Su  ordenación episcopal  fue el 1 de mayo de 2008 y posee un doctorado en Derecho Canónico. 
Entró en el servicio diplomático de la Santa Sede en 1990 y desde entonces ha servido en las representaciones diplomáticas de la Santa Sede en Haití, Guatemala, Zambia, Brasil, Egipto, Zimbabwe y Japón. Habla los siguientes idiomas: Español, francés, italiano, ingles y Portugués
La nunciatura apostólica o simplemente Nunciatura es una misión diplomática de máximo rango de la Santa Sede ante los Estados con los que mantiene relaciones diplomáticas. Al frente de la nunciatura de la Santa Sede se halla un nuncio (embajador papal). La nunciatura es el equivalente a una embajada, es decir, es una misión diplomática de primera clase.
La Nunciatura Apostólica de El Salvador fue establecida en el año 1938.