domingo, 5 de mayo de 2013

SACERDOTES

CONVIVENCIA INTERDIOCESANA

"El deporte, (la convivencia), ayudan a superar la lógica del individualismo y el egoísmo, que a menudo caracterizan las relaciones humanas, para dar cabida a la lógica de la fraternidad y del amor, la única que hace posible promover -en todos los ámbitos- el verdadero bien común" (Benedicto XVI, 8-junio-2012). 

El lunes 29 de abril del presente año, se dio una histórica convivencia sacerdotal en nuestra provincia eclesiástica de El Salvador. Esta se llevo a cabo en la parroquia de Berlín, Usulután, en la cual estuvieron presentes un buen número de sacerdotes de tres diócesis: Santiago de María, San Miguel y San Vicente. Se espera Dios mediante, una convivencia con estás tres diócesis y dos más a finales de este mes, en la Diócesis de Sonsonate. 


Alrededor de las 10: 30 a.m., los padres de la Diócesis de Santiago de María jugaron contra los de San Vicente, resultando ganadores los vicentinos. Luego, alrededor de las 12: 30 p.m., los padres vicentinos jugaron contra los de la Diócesis de San Miguel, los cuales terminaron empatados. Después de los partidos, se tuvo un almuerzo fraterno en la casa parroquial de Berlín. Se estimó la presencia de unos 70 sacerdotes, aparte del obispo de San Vicente y Sonsonate. 


En lo personal, el acercamiento de los sacerdotes de la provincia eclesiástica de El Salvador, por medio del deporte y otras actividades, pienso que es en primer lugar fruto del Espíritu Santo, la conciencia de crear la comunión deseada y mandada por Cristo, y el valoramiento de este elemento importante en la formación permanente sacerdotal. 


Dios quiera que por medio del deporte, la convivencia, el dialogo fraterno, la creación de espacios para estrechar lazos de amistad, se vaya pasando a una unificación sacerdotal y pastoral más solida. 


"Que todos sean uno como tu y yo somos uno"
(Juan 17, 21)