lunes, 26 de noviembre de 2012

COMPARTIENDO EXPERIENCIAS


"TEOLOGÍA SISTEMÁTICA DE LA MISIÓN"

"El sacerdote deberá completar su formación teológica y eclesiológica con vistas a desarrollar su espiritualidad misionera e integrarla en su vida" (Mensaje de su Eminencia el Cardenal Jozef Tomko, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Vademécum de la Unión Pontificia Misional). La Escuela de Teología de la Facultad de Ciencias y Humanidades de la Universidad Don Bosco y las Obras Misionales Pontificias de El Salvador, convocaron al DIPLOMADO EN TEOLOGÍA SISTEMÁTICA DE LA MISIÓN, dirigido por el Pbro. Dr. Juan Vicente Chopín Portillo. El estudio inició en enero y finalizó en octubre del presente año. La graduación se llevó a cabo el sábado 24 de noviembre, a las 2: 00 p.m., en el aula magna de la ciudadela "Don Bosco". Al inicio del año hubo dos sedes para los encuentros presenciales, o sea, en San Salvador y Santo Domingo, pero en los últimos meses los encuentros solo se tuvieron en Santo Domingo, por ser un grupo ya pequeño y cuyos estudiantes en su mayoría eramos los relacionados a dicha sede. Finalizamos el diplomado con la realización de un trabajo final, cuatro sacerdotes y dos laicos. Se destaca la seriedad y hasta exigencia del diplomado, el cual recomiendo vale la pena cursar.


¿En qué consiste la Teología Sistemática de la Misión? Nos brinda una descripción el p. Juan Chopín, en su blog "misionología contemporánea": Esta parte es extremamente importante, si bien, es a la que más temor le suelen tener los estudiantes que conozco. Esta parte trata de los principios teológicos que explican la misión, por tanto entra en aspectos más especulativos, es decir, en analizar aquellos elementos que dan sentido a la palabra “misión”. Sus dos puntos principales de referencia son los estudios bíblicos al respecto y la producción teológica: libros, artículos y debates al respecto. Tendremos ocasión de detenernos en ello. Los estudiantes normalmente creen que la misión es una cosa simplemente práctica, incluso creen, románticamente, que la misión se pueda en algún modo imaginar como la expresión de personas que van a países lejanos a donar toda su vida en la predicación, pero la verdad es que el fenómeno de la misión es complejo y antes de cualquier experiencia misionera es determinante una adecuada formación teorética sobre el sentido de la misión.



Podría parecer a simple vista algo insignificante el estudio realizado, pero de ninguna manera, en el caminar de las clases se accedió a la comprensión bíblica, eclesial, histórica, antropológica, teológica de la misión, a nivel universal, continental y nacional. Esto condujo a una lectura de la realidad precedente y actual, en relación a la misión desde este proceso sistemático, con un panorama más amplio para asumir los retos en el nuevo milenio. 


Por otra parte, en esa misma ceremonia, se graduaron un grupo de laicos en tres niveles de estudios teológicos, en su mayoría de la ciudad de San Vicente,como también de Apastepeque, s. Cayetano e Istepeque. Muchos de ellos son profesionales y con esta herramienta académica, ellos y todos los graduados están invitados a la colaboración al crecimiento del Reino de Dios y la transformación social desde el Evangelio. No se puede obviar la labor de los padres de "El Calvario", San Vicente, en esta dirección.