lunes, 4 de junio de 2012

SENTIDO PESAME


HA FALLECIDO EL CARDENAL RODOLFO QUEZADA TORUÑO

Desde la ciudad de San Vicente, me uno al pesar de la Arquidiocésis de Guatemala, por el fallecimiento del Cardenal Rodolfo Quezada Toruño, por su arzobispo emérito. 

Cuando me encontraba en el 3º año de teología, en el Seminario Mayor "Nuestra Señora del Camino", Sololá, Guatemala (año 2004), alrededor de las 11: 00 a.m., el Cardenal nos visitó a los seminaristas que conformábamos en ese entonces el Trienio Teológico.  El dijo unas palabras que aún recuerdo, asimilé y son un motor en mi vida personal y ministerial: "Si tu has descubierto una afición personal, desarrollala y ponla al servicio de los otros". También, en esa misma ocasión dijo: "Todas las mañanas después de hacer mis oraciones y celebrar la Eucaristía, lo primero que hago es ver el internet y buscar lo que ha dicho el Papa, para estar en consonancia con él y la Iglesia Universal". Gracias Monseñor por sus acertados consejos, su cercanía y ejemplo de comunión con Dios y la Iglesia. Invito a todos los lectores a unirnos en oración, para que el Señor le conceda el descanso eterno a Monseñor Quezada Toruño.

Conocido como el "obispo de la paz" por su trabajo en las negociaciones entre el Gobierno y la guerrilla en los años 80 y 90, murió hoy por enfermedad, informaron fuentes religiosas.
El cardenal de 80 años ingresó la mañana del lunes a un hospital privado con fuertes dolores en el estómago y falleció una hora después, alrededor de las 07:00 horas (local, 13:00 GMT), informó a periodistas el padre José Trujillo, allegado a la familia. La Iglesia Católica confirmó la noticia.
Una obstrucción intestinal relacionada a un cáncer le provocó la muerte, de acuerdo con informes médicos más precisos.
La noticia provocó innumerables reacciones inmediatas. El Gobierno de Guatemala, por medio de la vicepresidenta Roxana Baldetti, recibió la noticia "con gran pesar".
La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) mostró consternación. "Muere un hombre ejemplar y como pastor de la Iglesia siempre dedicó su vida a buscar el bien de los demás y a denunciar las injusticias", dijo Nery Rodenas, director de la Oficina.
La dirigente indígena guatemalteca, Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz en 1992, habló de "una gran pérdida para el país" y recordó que jugó un papel valioso para la firma de los Acuerdos de Paz, en un proceso de negociación que duró diez años (1986-96).
El cese el fuego definitivo se firmó el 29 de diciembre de 1996 y puso fin a 36 años de lucha armada interna que dejaron más de 200.000 muertos y más de 45.000 desaparecidos, de acuerdo con informes de la Verdad, uno de ellos auspiciado por el Arzobispado de Guatemala.
El obispo Quezada Toruño se había retirado de su labor pastoral. El 2 de octubre de 2010, el papa Benedicto XVI le aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Guatemala, que en su momento presentó el Cardenal Quezada en conformidad al canon 401.
Para sucederlo el mismo pontífice nombró a monseñor Oscar Julio Vian Morales como nuevo arzobispo metropolitano de Guatemala, que fue consagrado el 4 de diciembre de 2010 en la Catedral Metropolitana de Guatemala por el nuncio de Su Santidad, Paul Richard Gallagher.
Muere Quezada Toruño, el "cardenal de la paz de Guatemala"