viernes, 13 de abril de 2012

IGLESIA EN EL SALVADOR


SANTA MISA EN PENAL DE IZALCO
Este viernes por la tarde, fueron 1,400 reos de la mara 18 los que escucharon atentamente las palabras de un obispo de la Iglesia Católica, Monseñor Fabio Colindres, obispo castrense, quien les solicitó a los pandilleros mantener la tregua y fomentar el ambiente de paz y tranquilidad en la sociedad salvadoreña.
Ante la petición, los líderes de la pandilla 18 recluidos en dicho penal reafirmaron que mantendrían el cese a los homicidios entre maras rivales. Y lo harán por tiempo indefinido.
 
“Tengan y sigan teniendo sentimientos de perseverancia y misericordia, este pueblo, la sociedad esta reconociendo su aporte para reducir la violencia y se los agradecerá reincorporándoles a la vida productiva”, reiteró Monseñor Colindres durante la Misa.
 
Si bien es cierto, Monseñor insistió a los integrantes de la pandilla 18 a seguir respetando la dignidad humana de la sociedad, también realizó un llamado a las autoridades penitenciarias a mejorar las condiciones "infrahumanas y de hacinamiento" -reiteró- en que se encuentra recluidos en todos los penales a nivel nacional.
 
Por su parte, Raúl Mijando, representante de la sociedad civil quien junto a Monseñor Colindres se ha desempeñado como mediador ante las pandillas, afirmó a los presidiarios que no se dejen engañar por pequeños sectores que intentan obstaculizar la tregua entre las pandillas y la intermediación de la Iglesia Católica en este proceso de paz.
 
“Ustedes eran los más odiados , los más olvidados, los que la sociedad creía que merecían estar en condiciones deplorables. Ahora por su buen gesto ha transformado el sentimiento de odio en la población” explicó.
 
Mijango detalló que los pandilleros han brindado la mejor noticia de los últimos 20 años a la sociedad salvadoreña con mantener la tregua y cese a los homicidios entre maras rivales. "Es una noticia de paz, amor, de un cese a la violencia", dijo.
 
Desde que comenzó el proceso los homicidios se han reducido de 14 víctimas diarias a 5. "Eso lo ve con buenos ojos la población y se los recompensará", reiteraba a los reclusos.
 
Raúl Mijando pidió a los pandilleros que no se desesperen y conviertan la tregua en un proceso irreversible, donde todos los salvadoreños ganamos y la única perdedora es la violencia y criminalidad en el país.

POR REDACCIÓN DIARIO LA PÁGINA.
cambios redaccionales: luz para los pueblos.