miércoles, 11 de abril de 2012

JÓVENES


"PROPONER SIEMPRE A CRISTO"

Partiendo del contexto propio, en las misiones de Semana Santa algunos acostumbramos a realizar convivencias con grupos conocidos o cercanos, con el propósito de incentivar al conocimiento o al seguimiento de nuestro Señor Jesucristo, el eternamente joven. 

Proponer siempre a Cristo. Ante las actitudes observables en los jóvenes de hoy, se tiende como a tomar dos posturas: la primera, juzgarlos y dejarlos en el aire, como "casos ya perdidos"; la segunda, consiste en presentarles a Dios y su mensaje, intentar mover sus corazones hacia Dios. Yo creo en lo que dice la 2º Carta a los Corintios 3, 6. Es una motivación encontrada para seguir proponiendo a Cristo a la juventud. También en la Primera Carta del Apóstol San Pedro 2, 12, podemos encontrar un complemento adaptable a la cita anterior.

Los jóvenes ven una variedad de atractivas opciones, más aún, viven de ellas, las cuales en su mayoría son contraproducentes. Por eso, debe proponerse a Jesucristo no como una opción más, o una opción que está en competencia con las actuales, sino como la opción única, verdadera y perfecta. Las dos citas anteriormente señaladas nos dan la clave: anuncio, testimonio, confianza y paciencia.


DRAMATIZACIÓN:
Una joven que está atada o esclavizada por los ídolos actuales, y entre ellos está Jesús tratando de llegar a ella. Cuando ella decide cambiar e invoca al Señor, a pesar de la presión de las propuestas actuales, Jesús las vence y entra en la vida de la joven.