viernes, 2 de marzo de 2012

HA FALLECIDO MONSEÑOR JOSÉ ADOLFO MOJICA


"Monseñor entregó todo su sacrificio y esfuerzo en la actividad sacerdotal, 
en beneficio de la población salvadoreña, 
cultivando valores indispensables en la convivencia social"
Q.E.P.D.

Desde la ciudad de San Vicente, El Salvador, nos unimos a los familiares, amistades y feligresía en general de la Diócesis de Sonsonate, por el fallecimiento de Monseñor Adolfo Mojica, quien ha fungido como obispo la citada diócesis. Nos unimos en oración y no dudamos que Dios premiará su fe y servicio abnegado al prójimo, basado en el amor convencido y generoso hacia El.

El señor Obispo, falleció en la madrugada de ayer, en las instalaciones del Seguro Social donde estaba hospitalizado debido al cáncer que padecía.
A las tres de la tarde de ayer se llevó a cabo una misa de cuerpo presente, en la Catedral de la Santísima Trinidad.
El cuerpo de Monseñor continuará en capilla ardiente este día y mañana será trasladado hasta su ciudad natal de Coatepeque, en Santa Ana, donde será velado la noche del domingo.
El lunes será llevado de nuevo a la Catedral de Sonsonate, donde será sepultado, a las nueve de la mañana.
Sus restos descansarán en un mausoleo adyacente al de Monseñor José Carmen Di Pietro, primer obispo de la diócesis y antecesor de Monseñor Mojica.
Monseñor Mojica fue declarado hijo merItísimo por la Asamblea Legislativa, en noviembre de 2011.
****
Durante su vida ministerial, monseñor ha desempeñado los cargos de Vicario de la parroquia de Coatepeque, Vicario Ecónomo y párroco de ese mismo lugar.
Además, ordenó a 46 sacerdotes para la Diócesis de Sonsonate, 17 para la Fraternidad de María y dio origen a 12 parroquias en el mismo departamento, durante su cargo como obispo.
"Monseñor entregó todo su sacrificio y esfuerzo en la actividad sacerdotal, en beneficio de la población salvadoreña, cultivando valores indispensables en la convivencia social", reza el decreto 911, acordado por los diputados del parlamento, el 17 de noviembre en el Salón Azul.
Mojica fungió como obispo de Sonsonate hasta el 25 de septiembre del presente año, fecha en la que presentó su renuncia ante el Papa Benedicto XVI, tal como lo solicita el Derecho Canónico, a los sacerdotes que llegan a la edad de 75 años y fungen como obispos.
Monseñor es originario de Santa Ana e inició su vida sacerdotal el 25 de octubre de 1964.
Asimismo, dentro su labor sacerdotal en Sonsonate también le reconocen el espíritu con el que ha animado a los fieles en el camino pastoral, para lo cual también realizó diferentes viajes a países como Roma, Francia, entre otros, con el objetivo de reforzar su vida pastoral.