domingo, 1 de enero de 2012

INICIANDO AÑO NUEVO 2012


¿CON QUÉ ACTITUD DEBEMOS MIRAR EL NUEVO AÑO?

Antes de presentar una reflexión, extiendo mis más sinceros saludos de "feliz año nuevo 2012", a todos ustedes estimados y estimadas visitantes de este blog cristiano formativo. 

Ayer agradecíamos un año más que nos regalo nuestro buen Dios, al mismo tiempo, pedíamos perdón por las acciones negativas realizadas o por las acciones que debimos hacer y no hicimos. Estamos muchas veces acostumbrados a decir: "ya se fue el año viejo, olvidémonos de él, ahora es otra historia por escribir". Por supuesto, lo  pasado es pasado, pero eso no es sinónimo de caducado, es decir, lo del año pasado nos sirve como base para afrontar o redireccionar el año presente. Ya escribimos una historia, ahora nos toca seguir potenciándola  si es positiva y corrigiéndola o abandónala si es contraproducente. 

Supongo que cada uno de ustedes ya tiene formulados sus propósitos para este año, de igual manera influye la edad de la persona y su nivel formativo. Pero permitanme  que les proponga como propósito en este año nuevo el tema del CRECIMIENTO. Ciertamente, los propósitos que cada persona formula, lógicamente deben llevar a un crecimiento. Pero yo estoy invitando a considerar la palabra "crecimiento" en sí misma.

Ahora celebramos en la Iglesia Católica, la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios. Ella acompañó a nuestro Señor Jesucristo en su "crecimiento en estatura, gracia y sabiduría" (Cf. Lucas 2, 52), Y si María colaboró con su Hijo en este crecimiento, también lo hará con nosotros puesto que somos sus hijos e hijas. Por ello la Iglesia nos la propone en el primer día del año nuevo. Una madre que nos toma en sus brazos, nos toma de la mano y nos lleva al crecimiento en Cristo Jesús. Por eso, hacemos una invitación común: este 2012 crecer en Dios guiados por la maternal compañía de María. Que al final de este año podamos llenarnos de alegría, al haber crecido en el conocimiento y amor de Dios y de su Santa Iglesia. 

Este año nuevo es un motivo fuerte para agradecerle a Dios, el darnos un año más de existencia como personas y como sociedad, donde el mejor agradecimiento sería el desarrollar los dones y talentos otorgados por el buen Dios. Por ejemplo, el Santo Padre Benedicto XVI, lanza el siguiente propósito en el Mensaje por la Jornada Mundial por la Paz:"El comienzo de un Año nuevo, don de Dios a la humanidad, es una invitación a desear a todos, con mucha confianza y afecto, que este tiempo que tenemos por delante esté marcado por la justicia y la paz.".

Para algunos está invitación a crecer puede ser nueva (por lo menos de modo explicito), para otros nos será una condicionante o última oportunidad, para otros nos será una proyección para una realidad futura a corto o largo plazo. En fin, sin importar la razón, todos estamos llamados a ascender.

Que el Dios que se goza en nuestro mejoramiento y nuestra Madre María que está pronta a colaborarnos en dicho propósito, tal como lo hizo con nuestro Señor Jesús, nos anime a crecer humana, cristiana y laboralmente. Muchas gracias y bendiciones. 

Feliz Año Nuevo 2012 - Gifs Animados con Movimiento