domingo, 25 de diciembre de 2011

¡¡¡FELIZ NAVIDAD 2011!!!


"EL CORAZÓN MÁS PERDIDO
YA SABE QUE ALGUIEN LE BUSCA"

En primer lugar, estimados lectores y lectoras, "Luz para los pueblos" les desea sinceramente una ¡¡¡Feliz Navidad!!! Esta es una fecha especial, la cual llena el corazón de jubilo y la boca no puede dejar de proclamarla.

La Iglesia tiene siglos de estar celebrando el nacimiento del Hijo de Dios, pero cada año es oportuno para recordar a todos los habitantes de la tierra, la cercanía de Dios con nosotros en Jesucristo. En lo personal, hoy en la medianoche hacía una comparación entre el ambiente actual y el que viví cuando era niño, y es notable el cambio en la sociedad, tanto mundial como circundante, se puede percibir un avance de la secularización ante el sentir auténticamente cristiano. El producto de ello es la celebración de algo sin contenido, girar la razón pura de la navidad. Bien ha dicho el Papa Benedicto XVI: "La Navidad se ha convertido hoy en una fiesta de los comercios, cuyas luces destellantes esconden el misterio de la humildad de Dios, que nos invita a la humildad y a la sencillez"  (24 de diciembre de 2011).

¿Por qué proclamamos años tras año con fuerza el nacimiento de nuestro Salvador? Por que recordamos a la misma Iglesia y al mundo entero, que Dios ha venido a buscarnos para que estemos nosotros en El y El en nosotros, para recordar que no estamos ya solos en este mundo, sino contamos con su presencia viva y real. Si el ser humano piensa buscar a Dios porque su interior se lo pide, se le recuerda que Dios ya anda en su búsqueda. Por eso, celebrar navidad no consiste solamente en recordar un hecho histórico, sino dejarse encontrar por Dios, que para eso tomó la condición humana o revivir su gesto humilde, amoroso y solidario para hacernos "participes de la naturaleza divina" (San León Magno).

Entonces, llenemos todos de alegría de esperanza, por que al nacer el Mesías, el Salvador, tenemos al gran compañero de batalla en el caminar de nuestra vida, el cual comprende perfectamente el sentir del ser humano. Les animo a vivir este tiempo de navidad y a prepararnos esta semana, para comenzar el año 2012, con ideas claras por donde ir, con la ayuda de la gracia divina. Nuevamente, ¡Feliz Navidad!

¡¡¡BUON NATALE 2011!!!