viernes, 11 de febrero de 2011

SANTA MISA EN HONOR A NUESTRA SEÑORA DE LOURDES Y PIDIENDO POR LOS ENFERMOS, EN SAN CAYETANO, SAN VICENTE

"LAS INICIATIVAS QUE SE PROMUEVAN EN CADA DIÓCESIS CON OCASIÓN DE ESTA JORNADA, DEBEN SERVIR DE ESTIMULO PARA HACER CADA VEZ MAS EFICAZ LA ASISTENCIA A LOS QUE SUFREN" 
(BENEDICTO XVI) 

Por invitación del revdo. padre Edy, párroco de "El Calvario", San Vicente, tuve la gracia de celebrar la Santa Misa co-patronal en honor a la Virgen María en la advocación de Lourdes, en una de sus comunidades. Al mismo tiempo, compartir un momento con personas que sufren de alguna enfermedad. La Santa Eucaristía dio inició a las 3: 30 p.m., luego hubieron otras actividades convivenciales.

Quiero aprovechar para hacer un reconocimiento al trabajo que el capellán del Hospital "Santa Gertrudis" realiza en dicho lugar: El deseo y emprendimiento de organizar una pastoral de la Salud en un ambiente que a veces se vuelve hostil e inhumano, el formar cristianamente a los empleados, el hacerles conciencia a través de homilías, talleres, retiros; el promover oraciones por los enfermos, etc., en fin, trabajando paciente y tenazmente en unión con las hermanas de Nazareth, con la intención de dar el mayor servicio posible en todo lo referente a este apostolado.


Se  me vienen dos consideraciones rápidas a la mente, en esta Jornada Mundial de los Enfermos:
- ¿Consideramos a los enfermos como "un tesoro de la Iglesia", tal como lo expresa Mons. Eguren, Arzobispo de Piura (Perú)? 
- ¿Cómo es nuestra actitud o celo pastoral ante estas personas?

 " La compasión maternal hacia el Hijo se convierte en compasión maternal hacia cada uno de nosotros en nuestros sufrimientos diarios"
(Benedicto XVI)

  "Desde el abismo de su dolor, participación en el del Hijo, María fue capaz de acoger la nueva misión: ser la Madre de Cristo en sus miembros". 
(Benedicto XVI)

 "Dios, la Verdad y el Amor en persona, quiso sufrir por nosotros y con nosotros; se hizo hombre para poder com-padecer con el hombre, de modo real, en carne y sangre".
(Benedicto XVI)

 "En esta Jornada mundial del enfermo, invito también a las autoridades para que inviertan cada vez más energías en estructuras sanitarias que sirvan de ayuda y apoyo a los que sufren, sobre todo a los más pobres y necesitados"
(Benedicto XVI)

 Algunos miembros del equipo de liturgia de la comunidad

video
"Sabed ver siempre en el rostro de los enfermos el Rostro de los rostros: el de Cristo"
(Benedicto XVI)