jueves, 16 de diciembre de 2010

375 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE LA CIUDAD DE SAN VICENTE, EL SALVADOR. SELLOS POSTALES EN SU HONOR

En el marco de la celebración del 375.º aniversario de la fundación de San Vicente, la alcaldía municipal y la Dirección de Correos de El Salvador oficializaron ayer la emisión conmemorativa de sellos postales en honor de esa ciudad.

El acto en el que se presentaron los sellos se realizó en la plazuela de la basílica de El Pilar y fue presidido por el director de Correos, Marlon Granados Pinto; el alcalde Medardo Hernández; y el gobernador Óscar Ponce.

El contenido de esta emisión consta de un tiraje de 100,000 sellos con un valor unitario de $1 y de 225 sobres de primer día –que son de colección– con un costo de $2, y que solo se venden el día de la presentación oficial.

Los sellos tienen dos motivos, el primero del árbol de tempisque, bajo cuya sombra –según la historia– se fundó la ciudad de San Vicente, y que fue declarado patrimonio en 1984; el segundo es de la basílica de El Pilar, símbolo de la identidad y la fe del pueblo vicentino, declarada monumento nacional en 1953.

Para el director de Correos, la emisión de estos sellos dará a conocer al mundo los monumentos propios de la historia salvadoreña y el patrimonio cultural de la ciudad de San Vicente.

Señaló que esta emisión postal circulará por todo el planeta y será un estímulo al desarrollo turístico de la ciudad, que demás la adentra al mundo de la filatelia.

Esta es la tercera ocasión en que Correos de El Salvador dedica una emisión de sellos a la ciudad de San Vicente. Las dos anteriores fueron en 1935 y en 1985, esta última con motivo del 350.º aniversario.

Recuerdo

Decenas de personas adquirieron ayer el sobre de primer día para mantenerlo como un recuerdo valioso que marcará el aniversario 375 de la ciudad.

Granados y el resto de autoridades que presidieron el lanzamiento postal realizaron al final del acto la firma de sobres de primer día, y se hizo el matasellado (cancelación que usa correos para inutilizar un sello) de los sobres.

Según la historia, la ciudad de San Vicente se fundó bajo la sombra del árbol de tempisque en 1635, donde 50 familias españolas que habían sido desalojadas de los municipios de San Cayetano Istepeque, Tepetitán, Santo Domingo y Apastepeque se refugiaron bajo sus ramas.

Estas familias solicitaron al entonces gobernador de la provincias, don Álvaro Quiñónez de Osorio, les concediera fundar un nuevo pueblo en los alrededores del árbol de tempisque.