domingo, 3 de octubre de 2010

MONSEÑOR VIAN MORALES, NUEVO ARZOBISPO DE GUATEMALA

SUSTITUYE AL CARDENAL RODOLFO IGNACIO QUEZADA TORUÑO

Por la cercanía con la hermana republica de Guatemala, por la importancia de esa Iglesia particular en centroamerica, por el conocimiento del Cardenal Quezada y de Monseñor Vian, el cual presidió la Santa Misa de clausura de la Primera Jornada de la Juventud Salvadoreña, el 20 de Marzo de 2010, damos a conocer detalles sobre este relevante nombramiento.

Nos unimos a la alegría de la familia salesiana por el nombramiento del nuevo arzobispo, por quien elevaremos nuestras humildes oraciones.

Mons. Elías Bolaños, cuando estuvo de Administrador Apóstolico en nuestra diócesis, nos habló de Mons. Oscar Julio Vian, a cuya toma posesión de la Arquidiócesis de los Altos asistió; de igual manera, nuestro actual obispo, nos ha expresado sobre el entusiasmo y entrega del nuevo arzobispo guatemalteco.



Benedicto XVI ha nombrado nuevo arzobispo de la arquidiócesis de Guatemala a monseñor Oscar Julio Vian Morales, salesiano, hasta ahora arzobispo de Los Altos, Quetzaltenango-Totonicapán, según informó este sábado la Oficina de Información de la Santa Sede.

Sustituye en la guía pastoral de la arquidiócesis al cardenal Rodolfo Ignacio Quezada Toruño, quien con 78 años ya había presentado su renuncia al Papa por motivos de edad.

Monseñor Vian Morales nació el 18 de octubre de 1947 en la ciudad de Guatemala. Fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1976, y en 1980 se licenció en liturgia en el Pontificio Ateneo San Anselmo de Roma.

Entre otras cosas, ha sido director del colegio salesiano San Miguel de Tegucigalpa, Honduras; del Centro Juvenil Don Bosco en Nicaragua, y del Colegio Don Bosco, en Guatemala. Ha desempeñado su labor pastoral en particular con los jóvenes.

El 30 de noviembre fue nombrado vicario apostólico de El Petén, siendo consagrado obispo el 1 de febrero de 1997. El 19 de abril de 2007 fue transferido a la arquidiócesis de Los Altos, Quetzaltenango-Totonicapán.

La Santa Sede anunció además este sábado que el Santo Padre ha aceptado la renuncia por motivos de edad de los obispos auxiliares de esa arquidiócesis monseñor José Ramiro Pellecer Samoya, obispo titular de Teglata de Proconsolare, y monseñor Mario Enrique Ríos Mont obispo titular de Tiguala.

Beneplácito

Álvaro Ramazzini, obispo de San Marcos, explicó que los nombramientos requieren de un proceso de consulta para que, al final, el Papa decida.

Consideró que el nuevo arzobispo metropolitano tiene un gran reto por delante, si se consideran los problemas complejos de la capital y municipios aledaños. “Que Dios le dé fuerzas para esa misión”, agregó.

Sergio Morales, procurador de los Derechos Humanos, expresó su satisfacción, porque a su criterio el nuevo arzobispo sostiene el ideario de la Iglesia en cuanto al respeto a los derechos individuales.

Asimismo, Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz, expresó que al cardenal Quezada Toruño no le dice adiós, porque la meta de la paz por la que él trabajó mucho aún no se ha cumplido, y el nuevo arzobispo metropolitano deberá ser interlocutor de la población.

Agregó que en cuanto tenga oportunidad, visitará a monseñor Vian Morales, para hablar de esos asuntos.

Marco Antonio Rodríguez, integrante de la junta directiva de la Alianza Evangélica, comentó que el trabajo de esa agrupación con el cardenal Quezada Toruño fue “muy positivo” desde el G-4, así como cuando se efectuó la marcha contra el hambre.

Se espera seguir esa labor político-social con el nuevo arzobispo, aunque enfatizó que esa actividad no tiene relación con el aspecto religioso, agregó Rodríguez.

Entre alegría y tristeza

Luego de un acto litúrgico celebrado ayer por monseñor Vian Morales, en San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, los feligreses estaban contentos por el nuevo nombramiento, pero también tristes, por la partida de su pastor.

Algunos feligreses expresaron que con la llegada de Vian Morales, la Iglesia en Quetzaltenango se volvió más activa y hubo mayor participación en muchas áreas sociales.

"Espero el apoyo de sacerdotes y laicos"

Al recién nombrado arzobispo metropolitano, la designación papal lo dejó "estupefacto y asombrado", según confiesa.

Óscar Julio Vian Morales sustituirá al cardenal Rodolfo Quezada Toruño, a quien le fue aceptada su renuncia por haber cumplido 75 años. El nuevo jerarca de la Iglesia Católica guatemalteca habla de sus proyectos.

¿Cómo recibió la noticia?

Esta mañana —ayer—, a las 4 horas, el Vaticano dio el anuncio del cambio. Mi nombramiento a la Arquidiócesis Primada de Guatemala ha sido una sorpresa.

El papa Benedicto XVI ha querido hacer público este cambio, y yo lo tomo con mucha responsabilidad y compromiso.

¿Cómo se siente?

Estupefacto, admirado y confiado en que no soy solo yo, sino muchas otras personas, sacerdotes y laicos, religiosos y religiosas, que están contentos por este nombramiento.

¿Cuándo se dará el cambio?

En dos meses y medio. Hay una ceremonia de toma de posesión, cuya fecha aún no ha sido fijada; mientras, comenzaremos a prepararla.

El cardenal Rodolfo Quezada Toruño siempre se mostró frontal en asuntos como minería y migración.

¿Cuál será su postura al respecto?

Eso no sé decírselo aún, pero le aseguro que todo lo que sea para la dignidad de la persona humana lo defenderé con todo, y lo haré saber a las autoridades.

¿Cuál es su postura frente a la violencia?

Estamos viviendo momentos difíciles; debemos tener voluntad para conseguir la paz que necesita Guatemala.

El avance de los grupos protestantes continúa.

¿Qué piensa de eso?

Continúa, pero no con el empuje de antes. Ahora vemos a muchas personas que vuelven a la Iglesia Católica. No debemos impresionarnos por la cantidad de iglesias pequeñas que hay.

¿Ha habido cambio de actitud dentro de la Iglesia Católica para lograr que regresen?

Hemos ganado mucho en calidad, y hoy hay más cristianos católicos comprometidos con su fe, a pesar de los problemas y de los escándalos.

¿Ha sido difícil manejar el tema de la pederastia?

Siempre es duro. A veces nos quedamos con las migajas, y hay noticias, como las que divulga CNN, que tendenciosamente arremete contra la Iglesia Católica.